Beamonte

Por: Angélica Pineda / El Empresario

La falta de un adecuado plan de negocios, el desconocimiento de las leyes y hasta los sentimientos llevan a los empresarios a sobrevaluar a sus compañías

Distribuir contenido