México tiene recursos para proyectos de alto valor

Víctor Esquivel, socio del área de servicios de asesoría financiera de KPMG. Foto: elempresario.mx

De 100% de capital privado en el mundo, Latinoamérica capta 1%, del cual México sólo aprovecha la tercera parte, es decir, menos de 0.5% del PIB, dijo Víctor Esquivel, del área de servicios de asesoría financiera de KPMG.

Del 2002 a la fecha “se han comprometido casi 12,000 millones de dólares en el país. De los cuales 60% ya se invirtieron y quedan 4,315 millones de dólares disponibles”, explica Luis Márquez, director general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).

En el 2007, los fondos de capital privado invirtieron 1,388 millones de dólares. En 2008, a causa de la desaceleración económica mundial, el monto se redujo a 819 millones de dólares, comenta Oscar Arévalo, analista de Moller Consultores. El camino es largo, coinciden.
“México aún está en pañales” en cuanto a la generación y uso del capital de riesgo o venture capital, como una forma de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), según especialistas.

“Los emprendedores y las Pymes tienen muy poca cultura de acercarse al capital privado o de riesgo, prefieren aliarse con familiares y amigos para hacer crecer su negocio. Aunado a esto existen muy pocos fondos de inversión en México”, detalla Márquez, al referirse a los 50 fondos que participan de forma activa en el país.

El miedo de poner en manos de gente “desconocida” parte de la empresa, es otra limitante.

“Es necesario que las instituciones educativas intervengan para mostrarle a las Pymes que se trata de una forma de financiamiento muy atractiva”, explica Francisco Cervera, catedrático de la Escuela Bancaria Comercial (EBC).

La falta de organización, estructura y gobierno corporativo en la Pyme, son elementos que frustran el acceso a este financiamiento, explica Bernardo Cuevas, catedrático de la Universidad Anáhuac México Sur.

Los sectores más beneficiados fueron: bienes raíces, consumo, agroindustria y comercio. Actualmente el sector salud, de servicios financieros, tecnología y entretenimiento resultan atractivos para los inversionistas.

DINERO Y ORIENTACIÓN

El capital privado se otorga a las Pymes que tienen por lo menos tres años operando en el mercado, con un producto o servicio probado y que poseen una organización administrativa y financiera lo suficientemente sólida.

Los montos varían desde 100,000 dólares hasta 1 millón de dólares y, en otros casos, desde 5 millones hasta 150 millones de dólares, dependiendo del proyecto que se quiera financiar y del fondo al que se acerque el empresario.

Existen diferentes instituciones a las cuales el emprendedor puede acercarse para obtener venture capital y lograr el financiamiento de su negocio en etapa temprana.

El capital de riesgo también emana desde el gobierno federal. El Programa de Capital Semilla, de la Secretaría de Economía (SE), financia proyectos de tecnología de las Pymes que hayan pasado por un proceso de incubación de negocios.

Según datos del Tercer Informe de Gobierno de Felipe Calderón, entre enero del 2007 y junio del 2009 el programa canalizó recursos por 323.5 millones de pesos, los cuales han permitido promover 1,117 proyectos.

Para el 2009 el programa cuenta con un presupuesto de 153.5 millones de pesos, con los que se apoyarán 433 proyectos y generarán 1,299 empleos, detalla María del Sol Rumayor, directora del programa de incubadoras de la SE.

Por otra parte existe el Fondo Conacyt-Nafin que “ofrece apoyo hasta por 7 millones de pesos a las empresas a cambio de una participación accionaria y un asiento en el consejo de administración”, detalla Adriana Tortajada, found manager del Fondo Emprendedores Conacyt-Nafin.

Este fondo ha invertido 180 millones de pesos en 35 proyectos y ha generado 1,232 empleos al cierre del 2008.

El Fondo Sinaloa, por su parte, apoya a Pymes sinaloenses a través del Fondo de Fondos, integrado por la Corporación Mexicana de Inversiones de Capital, el gobierno del estado y un grupo de cinco inversionistas privados sinaloenses.

Los montos van desde 700,000 hasta 1 millón 200,000 dólares, por un periodo de tres a siete años.

Desde el 2007 a la fecha han apoyado a cuatro empresas y esperan cerrar acuerdos con dos más a final de año, según Cuauhtémoc López, director del Fondo Sinaloa.

MOMENTO DE ACTUAR

“Para un emprendedor o una Pyme conseguir que un fondo de capital le invierta es una tarea titánica”, asegura Fernando Fabre, director de Endeavor México, “la situación es complicada, falta educación, difusión, inversionistas institucionales como las afores y fondos de venture capital”.

Además, agrega Marcos Sánchez, gerente del área de Financiamiento Corporativo de Moller Consultores, “se necesita una base sólida legal y jurídica que permita a los empresarios tener la certeza de poder utilizar estos recursos”.

¿Qué requiero?

  1. Operar bajo el esquema de gobierno corporativo
  2. Tener un proyecto con escalabilidad
  3. Transparencia administrativa y fiscal
  4. Estar auditado
  5. Disponibilidad para ceder acciones y participación en el consejo administrativo
  6. Plan de negocios bien estructurado
  7. Proyección financiera
  8. Un equipo talentoso y comprometido con el proyecto a largo plazo.

Intel Capital / Erik López Jensen / [email protected] / 5284-7041 y 5540-3161

Latin Idea Ventures / Humberto Zesati / [email protected] / 2973-3030

Gerbera Capital / Alonso Díaz Etienne/ [email protected] / 5220-1761 y 5520-1769

Ignia Fund / Álvaro Rodríguez / [email protected] / 8000-7165 y 8000-7095

Carlyle de México / Joaquín Ávila / [email protected] / 9172-9400

Alta Growth Capital / Scott McDonough / [email protected] / 5254-3280 y 5254-3270

[email protected]