El avance y el desarrollo de negocios - continuación

Continuando con el tema de la semana pasada, una de las responsabilidades de la administración de cualquier entidad, es asegurar que tiene un futuro. Con eso en vista, la administración tendrá que asegurarse que entiende las dinámicas y cambios en costumbres y que cualquier adecuación que haga en las prácticas de la entidad tiene que responder a las tendencias sociales y culturales; a menos que sean aspectos innovadores, en cuyo caso, tendrá que asegurarse que dichas innovaciones sean aceptables y estén en consonancia con las necesidades y los deseos de los receptores.

La innovación, puede darse en los siguientes ámbitos: el producto, la forma en la que es producido, cómo es comercializado, en la forma en la que es distribuido y en la forma en la que la entidad misma es administrada.

Cuando existe una innovación al producto, este pude ser en algún cambio fundamental a un producto ya existente, que lo hace diferente a su versión anterior y al de la competencia; o bien puede inventarse un producto totalmente nuevo que atienda necesidades existentes, o que cree un nuevo mercado.

En cualquiera de las circunstancias anteriores, el producto puede llegar a desplazar algún otro producto, por ejemplo, cuando se inventó el audito casete, este le quitó parte del mercado al disco long-play, pero eliminó del mercado al disco sencillo de 45 revoluciones. Siguiendo con el mismo ejemplo, el long-play y el audio casete fueron desplazados por el disco óptico o compact disc, y este a su vez fue desplazado por el formato digital (mp3) y por los reproductores digitales. Hoy en día el formato digital en streaming, desplazó a los reproductores mp3, y está dándole competencia a la radio tradicional. Sin embargo, en ese camino hubo otros desarrollos que existieron brevemente, pero que fueron desplazados rápidamente, como es el cassete de 8 pistas (u ocho track, como lo conocíamos en aquel entonces).

Todo lo anterior está relacionado con el avance tecnológico que ha permitido que las empresas que acogieron esas nuevas tecnologías hayan sobrevivido y avanzado. Sin embargo, muchas empresas que no tuvieron la precaución de mantenerse al ritmo de dichos avances, han tenido que reducirse o algunas hasta desaparecer.

Así con cada una de los ámbitos en el desarrollo tendrá un impacto en las entidades, cualquiera que no reaccione con oportunidad a los cambios y los desarrollos, estará en riesgo de que la competencia que si lo haga, le robe su mercado y por lo tanto las lleve a hacerse pequeñas o bien, desaparecer.

La administración tendrá que llevar a cabo todas las tareas que sean necesarias para estar enterados y tener alertas tempranas de cualquier desarrollo en cualquier ámbito que pueda afectar a la entidad a su cargo. Esto permitirá que tome medidas necesarias para medir el impacto que cualquier innovación pueda tener en la entidad y, en consecuencia, programar las medidas necesarias, no solo para neutralizar el impacto negativo, sino aprovechar las nuevas oportunidades.

Por ejemplo, si una empresa química se entera de nuevos desarrollos en los que pueda aprovechar el conocimiento y tecnología propios en conjunción con los nuevos desarrollos, podría empezar a investigar y planificar posibles alternativas para ser un complemento u aprovechar esos desarrollos en la evolución de sus propios productos.

En el propio ámbito de la función administrativa, la administración de la entidad tendrá que promover la adopción de nuevas prácticas y tecnologías que ayuden a ser más efectivos y productivos, con objeto de coadyuvar al mejor desempeño de la entidad como un todo.