Cómo preparar a la empresa para obtener financiamiento

Estamos viviendo en un mundo de cambios, desde formas de hacer negocios, que la pandemia aceleró, hasta la forma en la que llevamos a cabo nuestro trabajo diario.

Las instituciones financieras, así como las autoridades encargadas de vigilar las prácticas y los procedimientos, así como la salud financiera de las mismas, han refinado y afinado los requisitos para el otorgamiento de los créditos,  fin de proteger el sistema financiero del país, los recursos de los ahorradores.

Las empresas, sea que se dediquen a producir, a comercializar, a prestar servicios, requieren financiar sus operaciones, ya sea con recursos propios o generados por la propia operación, o bien mediante financiamientos ya sea de instituciones financieras o del público inversionista mediante la colocación de instrumentos de deuda (ya sea bonos, pagarés, u algún otro).

Para que esto suceda, la empresa deberá de cumplir con los requisitos que soliciten las instituciones proveedoras del financiamiento o el intermediario financiero que funja como agente de la colocación, cuando se habla de colocar la deuda entre inversionistas o el público en general.

Uno de los primeros requisitos que cualquiera de las instituciones solicitará es que la estructura legal corporativa de la empresa esté en regla. Esto incluye lo siguiente:

  • La empresa está legalmente constituida y sus estatutos sociales están de acuerdo con la estructura actual del negocio.
  • La estructura accionaria está apropiadamente registrada en los libros y los accionistas registrados coinciden con los que detentan la propiedad de las acciones.
  • La forma de administración asentada coincide con el administrador único o consejo de administración actuante.
  • Existen actas de asamblea de accionistas que tengan todos los acuerdos tomados en relación con la designación de las personas en el consejo de administración o del administrador único, así como del director o gerente general, incluyendo los poderes otorgados y las limitantes a estos.

Otro documento necesario es la información relativa a la operación del negocio, desde estrategias comerciales, políticas de operación, venta y crédito, hasta procedimientos relevantes, que demuestren que el negocio está funcionando apropiadamente.

Presupuestos y proyecciones fundamentados en datos históricos, potencial de operación y estudios de mercado que los respalden.

En caso de que el financiamiento sea para nuevos proyectos, es necesario contar con estudios técnicos y económicos de factibilidad y de retorno de inversión, que asegure que el proyecto generará los flujos de efectivos necesarios para sustentar su propia operación y pagar el financiamiento y sus accesorios.

Información operacional relativa a los principales clientes y proveedores que permitan respaldar la seriedad de la empresa y su prestigio en el mercado.

Evidencia del cumplimiento por parte de la empresa, sus accionistas y miembros de la administración. Así como el cumplimiento de leyes y normas fiscales, de prevención de levado de dinero, laborales y de seguridad social, etc.Información financiera histórica confiable y oportuna, basada en un sistema de contabilidad sólido y que cumpla con las normas de información financiera aplicable en las circunstancias.

Preferentemente, los estados financieros que sean presentados estén auditados por un contador o firma de contadores de reconocido prestigio y buena fama.

Garantías y avales ofrecidos para respaldar el crédito, que permitan a la institución financiera reconocer la seriedad y compromiso de la empresa para con el éxito de la misma y del proyecto al cual se aplicarán los recursos.​