La administración de la escasez

Cualquier administrador, desde el gobierno hasta una tienda de abarrotes, la empresa productiva más grande hasta el taller casero, podrá saber cual es el concepto de escasez, ya que los recursos con los que cuenta para cumplir los objetivos asignados son limitados.

Si la administración de la entidad decide una estrategia de crecimiento, tendrá que conseguir recursos adicionales, mismos que tendrán un costo adicional; ya sean recursos financieros, materiales, de conocimiento tecnológico o humanos. Para obtener recursos materiales, de conocimiento tecnológico o humanos, primero tendrá que hacerse llegar de los recursos financieros para obtenerlos.

Los recursos financieros tendrán un costo expresado en un rendimiento que el proveedor, sea este un inversionista o una institución financiera exigirá por el dinero que pone a disposición de la entidad. Los otros recursos tendrán un costo monetario que habrá que desembolsar para obtenerlos.

Sin embargo, cuando se presenta el fenómeno de escasez , el primer efecto será que el costo de estos se incrementará por simple ley de la oferta y la demanda. A mayor escasez de cualquier recurso habrá que incurrir en un mayor costo.

Por otro lado, la escasez también puede afectar la pasibilidad del negocio de atender el segmento de mercado que le pertenece. Con la crisis que se vive en las cadenas de suministro mundiales, aún cuando existe demanda de ciertos productos, no hay la posibilidad de atenderla debido a la falta de estos, de materias primas o insumos necesarios para producirlos. Aunque esta situación puede ayudar al precio de los productos que ofrece la entidad, la falta de atención al mercado puede provocar que los consumidores opten por otras alternativas que cubran sus necesidades.

La escasez también puede provocar una reducción en el tamaño del mercado que es atendido por la entidad, sea porque una crisis económica afecta la capacidad de compra de los consumidores o por que la escasez de otros productos reduce la posibilidad de la entidad de colocar los propios.

En cualquier escenario, la administración de cualquier entidad que sea afectada por la escasez tendrá que tomar las medidas que considere adecuadas para resistir y tener el menor efecto posible en su supervivencia y en el cumplimiento de sus objetivos.

Entre otras medidas pueden ser cualquiera o una combinación de las siguientes:

  • Disminuir el tamaño de la entidad y reducir las expectativas presupuestarias, que le permitan tener una operación sana sin comprometer mayores recursos en objetivos que no serán alcanzables.
  • Buscar fuentes o proveedores alternos de suministro de los recursos que se requieran.
  • Buscar materias primas o insumos alternos que reemplacen temporal o permanentemente aquellos que están escasos.
  • Reducir la gama de productos ofrecidos y enfocarse en aquellos de mayor demanda y rentabilidad para la entidad.
  • Replantear el precio al cual la entidad vende sus productos o servicios, que le permita enfrentar mayores costos de adquisición y producción.

Cualquier solución o combinación de estrategias que la entidad seleccione, requerirá una revisión de las estrategias, presupuestos y planeación de logística que asegure que tendrá los resultados deseados y que la entidad subsistirá y saldrá fortalecida. La alternativa, es que sus finanzas se debiliten o que en el peor de los casos cierre sus puertas. Lo peor que puede pasarle a cualquier entidad, es que al aferrarse a falsas expectativas, comprometa los recursos de la entidad y tenga que cerrar sus puertas.

* El autor es Socio de Vission Firm México, S.C