Volver a semáforo rojo sería “catastrófico” para industria restaurantera: Canirac

Foto: Cuartooscuro

Los representantes del sector restaurantero e inmobiliario instaron a las autoridades federales y locales a evitar un nuevo cierre de las actividades económicas ante el incremento de la pandemia del Covid-19, ya que “sería catastrófico con efecto dominó” a diferencia de la primera ocasión en marzo, “ahora nos agarrarían hincados”.

Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) dijo que el cierre de actividades llevaría a un “mundo judicializado”, por los problemas que derivarían entre arrendatarios y arrendadores, al no contar con ingresos y mucho menos ahorros.

Hasta el cierre de noviembre, la industria restaurantera ha cerrado 90,000 negocios de todo tipo de tamaños, que ha implicado la pérdida de 400,000 empleados, sin embargo, de restringir las actividades podría hasta triplicarse el efecto en el 2021.

En conferencia de prensa virtual, el presidente de la Asociación de Desarrollo Inmobiliarios, Enrique Téllez, mencionó que durante el confinamiento se pararon las construcciones, lo que ha arrojado la pérdida de 50,000 empleos, con la caída del 20 y 25% de las inversiones, además de que muchos proyectos se pospusieron.

La banca sí presta, dijo Daniel Becker Feldman, presidente de Grupo Financiero Mifel, aunque reconoció que tanto la industria restaurantera y hotelera tienen un retorno de inversión menor de 14%, y “esto nos lleva a los bancos a pensar en la reestructuración”.

Dijo que el escenario es de incertidumbre, y que la banca está afectada como todos los sectores, pero “el capital es de los ahorradores y no podemos afectarlo”.

CRÉDITO: 
Lilia González / El Economista