Vicios que rodean a las empresas familiares

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Las empresas familares suponen un reto en su administración, ya que dentro de ellas confluyen reglas que determinan una compleja asociación, de acuerdo con especialista.

Ernesto Poza, asesor con 25 años de experiencia en empresas familiares y fundador de la consultora Poza and Associates, explicó que dentro de las empresas familiares confluyen dos tipos de reglas: explicitas e implícitas, y que generalmente repercuten en una administración compleja.

“Esto provoca que, por ejemplo, cuando hay una sucesión y el hijo quiere dirigir la empresa como venía administrándola el padre las cosas no marchen igual, porque no se tienen la autoridad moral para mandar a los demás familiares”, señaló el especialista.

Sucesión

Aseveró que cuando ocurre una sucesión, un hijo no podrá administrar la empresa de igual forma, y que necesariamente tiene que hacer cambios en la manera de llevar el negocio.

El especialista subrayó que también después de una sucesión es muy común que, ante las distintas problemáticas, el no marchar con resultados esperados, o con los que la mantenía el padre, puede llegar a provocar deslinde de responsabilidades de los mandos directivos.

“Al ver que no se están obteniendo los resultados que tenía la generación anterior, uno puede decir que todo los males son a causa de la administración pasada y desligarse de las responsabilidades”, sostuvo el especialista.

Machismo

El fundador de Poza and Associates externó que dentro de las empresas familiares frecuentemente aparecen síntomas de machismo en la gestión, lo que influye de manera determinante dentro de la toma de decisiones.

“Esta condición puede llegar a ocasionar que la persona que está en la dirección pueda tomar decisiones unilaterales, sin tomar en cuenta las opciones o mejores planteamientos de las personas allegadas”, refirió el especialista.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alberto Moreno