TOTVS incrementó su servicios de cómputo en la nube

Foto: Cortesía

La firma amplió sus ofertas digitales para cubrir la demanda actual

El cloud computing se ha convertido en una útil herramienta digital, lejos de ser un concepto distante o sólo una tendencia común. En un principio, los ejecutivos se resistieron a utilizarlo por el temor y la duda en referencia a la seguridad y el control de los datos almacenados en él.

Actualmente, el cómputo en la nube es cada vez más aceptado porque ha mostrado un gran impacto en el desarrollo de los negocios. En este escenario, la demanda del mercado exige a los proveedores de servicios y empresas de tecnología presentar las ofertas y su “time-to-market” con buenos resultados. Un estudio de KPMG International prevé un aumento en la inversión de esta herramienta para el presente año.

Dado este panorama, TOTVS destinó más ingresos para ampliar su Data Center —localizado en San Pablo, Brasil— el cual pasó a tener 1,500 metros cuadrados, 2.5 megawatts de energía, generadores con autonomía de cinco días sin reabastecimiento, capacidad para atender más de 8,000 empresas, la mayoría provenientes de Latinoamérica. De esta forma, la empresa aumenta su competitividad frente al crecimiento de la demanda de servicios en cloud computing. Asimismo, opera en siete centros de datos distribuidos por el mundo, con el fin de lograr una mejor conexión para sus clientes.

“Esperamos aumentar más de cinco veces lo que facturamos actualmente con soluciones en el computo en la nube y conquistar nuevos usuarios. El preconcepto referente a la pérdida de datos está dejando de existir y ya tenemos gran parte de los clientes que solicitan los servicios en este modelo”, afirmó Wilson de Godoy, vicepresidente de gestión de software TOTVS.

De acuerdo con el ejecutivo, la empresa puede utilizar tales servicios de centro de datos de dos maneras: el primero es contratar las soluciones TOTVS de software en modelo tradicional y utilizar la estructura física del data center para ejecutar los aplicativos y almacenar los datos; la otra es adquirir el modelo de software como servicio (SaaS), ofrecido por la compañía.

Uno de los beneficios del software en la nube, es que permite la adquisición de soluciones o servicios de manera simplificada, además el pago es sobre la demanda y transforma los costos fijos en variables. Por otra parte abre las puertas para pequeñas y medianas empresas (pymes) para que cuenten con servicios de informática y aplicaciones a través de Internet, en especial a aquellas que no podrían soportar tecnologías más caras, como ERP y CRM, si estuviesen alojados en un data center dentro de su empresa.

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción