Tecnología requiere de innovación femenina

Foto: Especial

Sector de TI, un nicho para mujeres empresarias

Más allá de usar las Tecnologías de la Información para impulsar el crecimiento de los negocios tradicionales, lo ideal sería ver a más madres emprendedoras al frente de compañías de base tecnológica.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México, 65% de las mujeres que trabajan se emplea en el sector servicios; 62% es trabajadora de la educación; 56% es comerciante y 54%, oficinista, por lo que su participación en la industria de la tecnología es mínima.

“Desde esta perspectiva, los retos de las mujeres en la industria tecnológica se deben a la necesidad que demanda el sector de mantenerse en actualización técnica continua y a tomar respuestas de manera rápida ante este sector tan dinámico”, comentó Fabiola Cruz, directora de competitividad de Select.

Al respecto, Norma Morel, consejera nacional de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (AMMJE), aseguró que sin importar el sector en el que se desempeñen, las mujeres aportan constantemente cosas nuevas para el desarrollo del mercado, “pues la innovación va más allá de utilizar herramientas que ya existen para hacer más productivo a un negocio; es aportar soluciones diferentes a los problemas que enfrenta una sociedad”, afirmó.

Dicha creatividad, refirió Norma, las ha llevado a incursionar de manera paulatina en la industria del desarrollo de software, el sector de la construcción y automotriz.

“No obstante, es necesario que traten de aumentar su participación en el desarrollo de software y en la creación de aplicaciones para dispositivos móviles, lo cual es posible gracias a que las nuevas tecnologías les permiten lograrlo sin necesidad de descuidar a sus familias ni con una inversión inicial muy alta”, afirmó Claudia González, catedrática del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Flexibilidad en el trabajo

De acuerdo con Rocío Bernal, directora del Centro Estratégico de Negocios Mujer Emprende, la forma en que las madres profesionistas se insertan en el mercado depende de las facilidades que les dan en una empresa para estar pendientes del cuidado de sus hijos y lograr un balance entre su vida personal y profesional, ya sea a través de oficinas virtuales o permitiéndoles trabajar desde sus hogares.

Ante esta situación, la encuesta Las Mujeres y la escasez de talento, realizada por la firma especialista en recursos humanos, Manpower, revela que 51% de las mujeres encuestadas (de una muestra de 29,169 directivos a nivel mundial) reconoció haber considerado abrir un negocio propio en vez de continuar su trayectoria profesional, dejando de manifiesto la necesidad de que las empresas flexibilicen sus horarios de trabajo.

Otras opciones laborales

Una opción que las madres encuentran para aportar dinero a sus hogares, sin trabajar en la informalidad y sin descuidar a sus hijos, de acuerdo con las expertas, es la venta de productos por catálogo o los negocios multinivel, es decir, no son empleadas de la compañía que les abastece, sino que son distribuidoras independientes que operan sus propios negocios.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Directa (AMVD), las mujeres representan 95.9% de sus fuerzas de ventas siendo México su segundo mayor mercado en América Latina al reportar ventas anuales de más de 54,000 millones de pesos anuales.

“En la actualidad, el trabajo que desempeñan las mujeres también depende del nivel académico que tengan y hay algunas madres que se dedican a la ventas por catálogo como una forma de cubrir sus necesidades mientras encuentran otro tipo de empleo”, explicó Norma Morel.

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo