SNP, foro más importante para el sector en AL

Archivo/Eleconomista.mx

Impulso a emprendedores y franquicias, prioritarios en estos 6 años

Tras 12 años consecutivos de realización, la Semana Nacional Pyme (SNP) se ha consolidado como el foro más importante de América Latina en apoyo a un sector –las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes)– que en la actualidad aporta 52% del Producto Interno Bruto del país.

Los expertos coinciden en que el evento es vital para los empresarios y emprendedores, al reunir en un mismo recinto a todos los personajes clave para dar impulso al surgimiento de nuevos negocios, así como las herramientas necesarias para fortalecer a los ya existentes: apoyos gubernamentales, instituciones financieras, universidades, institutos de investigación y otros organismos.

“Para el sector franquicias, la Semana Nacional Pyme es un espacio en el que hemos encontrado la oportunidad de promover este formato de negocios, pues pasamos de tener 750 marcas en el 2006 a 1,350 que ya existen en la actualidad”, aseveró Diego Elizarrarás Cerda, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

En la primera edición de la SNP se registró una asistencia de 22,617 personas, cantidad que se multiplicó casi seis veces en el 2011 al contar con la presencia de 116,000 interesados en encontrar oportunidades de negocio.

“Después de 12 años se puede pensar que sólo se le da continuidad al evento, sin embargo, cada año este foro tiene novedades que motivan la asistencia de los empresarios, tanto que se ha logrado multiplicar la cantidad de asistentes”, comentó Santiago Macías, coordinador general del Comité Nacional de Productividad e Innovación Tecnológica (Compite).

Mejora constante

En sus primeras ediciones, este magno evento se realizaba en una superficie menor de 28,000 metros cuadrados, integrado por pabellones que ofrecían a los empresarios los apoyos más básicos para hacer crecer a sus negocios.

“La Semana Nacional Pyme estaba enfocada en encontrar y agrupar a los actores que ayudaran al crecimiento de las mipymes, desde aquellos que ofrecieran capital y asesorías, hasta inversionistas y aceleradoras. Desde entonces, el esfuerzo por detonar el ecosistema y apoyar a más empresarios ha sido constante”, comentó Enrico Robles del Río, coordinador nacional de Endeavor.

En opinión de Elizarrarás, la Semana Nacional Pyme ha transitado a una segunda fase caracterizada por el impulso al emprendedurismo, a la generación de más empleos y al fortalecimiento de los esquemas de capacitación y financiamiento existentes.

“Muchas de las empresas que surgieron en esta segunda etapa ahora ya se han consolidado en el mercado, por lo que actualmente sus requerimientos son distintos y es necesario que se capitalicen esfuerzos en resolver estas nuevas necesidades”, advirtió.

Continuidad, factor clave

Los expertos coinciden en que dar continuidad a la SNP es un factor clave para impulsar el espíritu emprendedor, el desarrollo de las mipymes del país y el fortalecimiento de las cadenas productivas. Destacan temas pendientes, como la consolidación de las ediciones regionales del evento.

“A pesar de que la Semana Pyme ya se realiza en diferentes estados, no se ha logrado el mismo nivel de penetración ni de utilidad que el evento realizado a nivel nacional, por lo cual se debe encontrar la forma de acercar a los estados a una oferta igual de buena”, expresó Santiago Macías.

Pero para Enrico, el desafío va más allá de llevar el evento a otros estados, “el reto es innovar de manera constante para generar mejores apoyos y programas enfocados a dar solución a las nuevas necesidades de los empresarios”, enfatizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo