Semáforo epidemiológico no contempla cierres absolutos: López Gatell

No debe extrañar que haya espacio públicos que permanezcan abiertos aun cuando haya crecimiento de la epidemia. Foto: Especial

México vive la tercera ola de Covid-19 y el color de semáforo epidemiológico ha cambiado a nivel nacional, mostrándose amarillo; sin embargo, el cambio de color, incluso si la entidad llega a estar en rojo no se realizarán cierres absolutos, destacó el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell.

“El confinamiento ya no va a implicar cierres absolutos como lo significó al inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia”, detalló López Gatell durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Detalló que la perspectiva del manejo epidémico ha ido cambiando a lo largo del tiempo, no solo en México, sino en el mundo y no “es lo mismo una epidemia en el momento que arranca y la posibilidad de hacer medidas más extremas de contención y mitigación, como las reducción de movilidad y la necesidad de preparar las capacidades hospitalarias”.

López Gatell precisó que “no debe extrañar que haya espacio públicos que permanezcan abiertos aun cuando haya crecimiento de la epidemia, pero si es importante que las distintas medidas de seguridad sanitaria se cumplan a cabalidad en esos espacios públicos y en la periferia”.

Recordó que al inicio de la pandemia era indispensable “tener una mitigación inmediata para lograr aplanar la curva y que diera tiempo de adquirir los ventiladores, todo el material, entrenar a los médicos y contratarlos”.

Ahora, 17 meses después se tiene un escenario diferente, se han aprendido lecciones y se cuenta con protocolos de reconvención hospitalaria. Además, el avance de la vacunación ha permitido que la enfermedad ya no tenga un comportamiento tan violento, destacó, López Gatell, aunque eso no significa que bajemos la guardia.

“Tenemos una sociedad cansada, fatigada de tener estos largos meses de epidemia, lo que uno le puede pedir a la sociedad en términos de reducción de la movilidad no es lo mismo hoy a lo que era en febrero de 2020. Tratar de forzar la situación cuando ha habido importantes efectos en la vida pública, de carácter económicos, sobre todo en las familias con mayor escasez de recursos”.

López Gatell destacó que el jueves pasado se presentó ante el Consejo Nacional de Salud la iniciativa de modificación de la metodología de semáforo de riesgo porque incluso en el color más alto de la escala ya no implica cierres absolutos.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario