Términan vacaciones y con ellas 12,000 empleos

Foto: Cortesía

La tasa de desocupación crecerá 2% en Cancún

Cancún, Qroo. Con la conclusión -ayer domingo- de la temporada vacacional de verano inician los tres meses más bajos para Cancún y la Riviera Maya, con un promedio de ocupación que no rebasará 20%, por lo cual es también el término de los contratos eventuales de más de 12,000 trabajadores, por el drástico descenso en el turismo, principal actividad económica del estado.

La cifra implica que la tasa de desempleo estatal que hoy se encuentra en 4.5% se dispare entre 2 y 2.5 puntos porcentuales, informó Rogelio Márquez Valdivia, delegado en Quintana Roo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

El funcionario detalló que el total de trabajadores asegurados de manera permanente ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es de 215,913, mientras que los asegurados temporalmente son 52,712.

El funcionario estimó que otros 50,000 trabajadores eventuales no gozan de ningún tipo de prestación laboral, por lo que no figuran en las estadísticas de la Secretaría del Trabajo, es decir, una cuarta parte de la fuerza laboral empleada en todo el estado.

Con esas cifras, añadió, Quintana Roo se coloca como el décimo estado con mayor número de empleados temporales, los primeros lugares los tienen el Distrito Federal, Estado de México y Monterrey.

Estancamiento hotelero y crisis, las causas

El mayor número de plazas temporales las concentran en Cancún y la Riviera Maya, las centrales obreras Cofederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos y Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Martiniano Maldonado Fierros -líder en Benito Juárez de la CROC, que en Cancún y la Riviera Maya tiene los contratos colectivos de importantes cadenas hoteleras como RIU, Barceló y Sol Meliá- consideró que el Caribe mexicano está sufriendo los efectos del estancamiento en el crecimiento hotelero, aunado a las reservas de las cadenas hoteleras respecto de un futuro económico incierto a propósito del riesgo de crisis en Estados Unidos.

Refirió que para su central, no sólo son 4,500 las plazas que se rescindirán en esta temporada baja en Cancún, pues a eso se le deben sumar otras 500 en áreas administrativas que a lo largo de todo el año han perdido por los recortes sistemáticos que están aplicando las grandes cadenas hoteleras.

Explicó que es una política adoptada en las cadenas RIU, Barceló, Marriot y OMNI, sobre todo a partir de este año con una frecuencia cada vez mayor, con el objeto de aminorar el gasto por nómina.

“Descubrieron que les resulta mejor prescindir de empleados con sueldos arriba de los 10,000 pesos semanales y redistribuir la carga de trabajo entre los que se quedan”.

Playa del Carmen, con mejor expectativa

En la Riviera Maya, la cifra de los despidos ronda entre 1,500 y 2,000, según el líder del gremio croquista en Playa del Carmen, Uri Carmona, quien aseguró que con la apertura antes el fin de año de dos hoteles de la cadena Sol Meliá, que suman en conjunto casi 1,000 habitaciones, se amortiguará el cíclico desempleo de temporada baja.

Se trata de los hoteles de plan todo incluido Paradisus La Perla, que será el primero de la marca que ofrecerá un servicio exclusivo para adultos y el Paradisus La Esmeralda, de 394 y 512 suites, respectivamente. La inversión en ambos fue del orden de 300 millones de dólares, reveló el líder sindical.

[email protected]

CRÉDITO: 
Jesús Vázquez, El Economista