Se ahoga la piscicultura en Nuevo León

Foto: Cortesía

La cuota que pagan los visitantes de El Salto por cada trucha capturada es de 36 pesos.

Monterrey, NL. Luego del Huracán Alex, que azotó hace más de un año la entidad y provocó la desaparición de 52,000 truchas arcoíris, la inseguridad ha venido a dar el tiro de gracia a la industria piscícola, la cual registra caídas de hasta 90% en sus ventas.

Bonifacio Aguilar, director general del Fideicomiso Zaragoza que opera el Parque El Salto -el único lugar en Nuevo León donde se cultiva la trucha arcoíris-, dijo que debido a la inseguridad que se registra en el estado, más de 15,000 turistas, la mayoría de ellos nacional, han dejado de visitar ese destino, lo que los ha puesto al borde de la quiebra.

Explicó que los piscicultores de esa región sur de Nuevo León registraban ventas superiores a las 15,000 truchas arcoíris, lo que les generaba un ingreso por arriba de 540,000 pesos, ya que los peces eran vendidos vía directa al cliente y a través del deporte de pesca, pero lamentablemente eso se ha perdido por arriba de 90 por ciento.

“Tenemos baja afluencia, no se ha podido reactivar la actividad, primero nos pegó el huracán Alex y ahora la inseguridad, ya que la gente no sale a pasear a las carreteras por temor a que puedan ser blanco de la delincuencia organizada”, expuso.

Agregó que con el impacto del huracán Alex, en julio del 2010, el exceso de agua que cayó provocó que se desbordaran ríos, presas y represas, lo que en el caso del Parque El Salto ocasionó la pérdida de 52,000 truchas arcoíris y un daño económico por aproximadamente 1 millón 872,000 pesos.

“El huracán Alex provocó que se rompieran los contenedores en los que se realizaban cultivos y pese a que recibieron apoyo de las autoridades para la adquisición de nuevos contenedores, hasta el momento no se ha dado la recuperación, ya que no están recibiendo visitantes”, sostuvo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Armando Torres, El Economista