La RSE proyecta positivamente a las firmas

Foto: Cortesía

Su implemento impacta en lo social, económico y ambiental

Directivos de empresas confunden la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) con la filantropía, pero deben tener cuidado pues mientras la primera conlleva una serie de beneficios para las firmas, la segunda puede ocasionar pérdidas, explicó José Luis Pliego, consultor del Comité Nacional de Productividad e Innovación Tecnológica (Compite).

Destacó que la filantropía surge cuando una empresa tiene el afán de ayudar a grupos sociales que lo necesitan, contribuyen o ayudan a una misión, pero es financiado de las utilidades de la empresa. Carece de un objetivo secundario pues se ayuda como lo haría una asociación sin fines de lucro.

Significa aportar recursos y los frutos del trabajo para ayudar a los demás, sin que obtenga una remuneración en favor de la empresa.

En cambio, la RSE puede entenderse como la contribución de las empresas para impactar positivamente en lo social, económico y ambiental, con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor añadido, es decir, significa ayudar, pero siempre tomando en cuenta las retribuciones aunque no sea económicas o materiales.

“La responsabilidad social siempre conlleva un interés. Las empresas realmente obtienen una recompensa cuando implementan estos programas, ya sea hacia su personal, alrededor de su entorno o al cuidado del ambiente. Una empresa no ayuda sin esperar algo a cambio, nada es gratis”, indicó.

Enfatizó la importancia de distinguir una actividad de la otra, pues mientras una actúa en detrimento de las utilidades; la segunda tiene un impacto positivo en la firma, como mejorar la imagen y el marketing.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno