Hoteles boutique, revaloran lo mexicano

Archivo/Eleconomista.mx

Nicho que satisface a turistas ávidos de nuevas experiencias

Ante la demanda de los turistas de vivir experiencias diferentes en lugares con características arquitectónicas, gastronómicas y culturales únicas, los hoteleros han buscado alternativas para que, sin disminuir la calidad de sus servicios, satisfagan a sus visitantes, surgiendo así los hoteles boutique.

“Son pequeñas propiedades con un estilo arquitectónico propio, que ofrecen a sus huéspedes la oportunidad de vivir nuevas experiencias dependiendo del tipo de destino en el que estén ubicados”, explicó Heriberto Cota, miembro de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

Este tipo de hoteles cuenta con un máximo de 80 habitaciones y su personal no rebasa los dos empleados por cuarto, lo que las hace pequeñas o medianas propiedades que ofrecen servicio a sus clientes por costos que oscilan entre los 220 y 250 dólares por cada día de alojamiento.

De clase mundial

Maité Borbolla, académica de la Universidad Anáhuac México Sur, dijo que una de las tareas pendientes del sector es explorar nuevos modelos de hoteles y la falta de conceptos más allá de lo histórico o de vanguardia.

La académica mencionó a la sustentabilidad como la mejor opción para los inversionistas, “pues en la actualidad los turistas están interesados en visitar lugares que involucren el cuidado del ambiente y el desarrollo social de las comunidades locales, sin que se pierda la exclusividad del concepto”.

No obstante, son los detalles en las fachadas, la historia de los recintos, así como su gastronomía los que, en opinión de Miguel Andrés Hernández, director adjunto de Hoteles Boutique de México, dan competitividad internacional a este tipo de propiedades, la que se refleja en un crecimiento sostenido que va de entre 10 y 17% anual.

“Sabemos que el mercado esta ávido de más hoteles con nuevos conceptos, pero lamentablemente son muchos los inversionistas que intentan ingresar al sector, pero que al no comprometerse con sus negocios fracasan”, explicó Miguel Hernández.

Ante esta situación, los expertos recomiendan a quienes están interesados en abrir un sitio, valorar su capacidad para trabajar en este sector especializado, antes de realizar una inversión; y, en caso de no poseer experiencia, soliciten el apoyo de expertos.

Abrir un negocio de este tipo requiere una inversión superior a los 5 millones de pesos y es importante que la gente tenga claro que la rentabilidad de un hotel boutique depende del tipo de propiedad y de otros factores como su ubicación, el mercado al que se tenga acceso, la calidad del servicio y el manejo de sus finanzas”, concluyó Heriberto Cota.

En espera de regulación

Actualmente en el país no existe un organismo gubernamental que certifique y monitoree a este tipo de propiedades, motivo por el cual aún no hay cifras exactas de cuántos Hoteles Boutique existen en el país.

“En nuestra colección contamos con 37 hoteles certificados en 29 destinos de la república, sin embargo, los representantes del sector estamos uniendo esfuerzos para mantener altos estándares de calidad y cuidar el nombre de los hoteles boutique, pues hay propiedades que por moda se autodenominan parte de esta categoría, sin saber que deben tener al menos año y medio operando, además de ser evaluador de manera constante”, explicó el director adjunto de la Asociación de Hoteles Boutique de México.

Así, los hoteleros esperan que la Secretaría de Turismo (Sectur) emita una regulación oficial con la que deben cumplir estos hoteles de especialidad para que el sector pueda seguir creciendo sin perder sus características y exclusividad.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo