Pymes de sector energético, en la mira de Interacciones

Foto EE: Archivo

Los avances en la reglamentación secundaria de la reforma energética van más allá de lo esperado, además de haber efervescencia e interés por parte de inversionistas nacionales y extranjeros, reveló Interacciones.

El director general ejecutivo del grupo financiero, Carlos Rojo Macedo, expuso que son regulaciones de gran calado que van más allá de las expectativas, lo que permitirá transformar a México e impulsar su desarrollo.

En este sentido, el director general de Banco Interacciones, Gerardo Salazar Viezca, refirió que varios jugadores han estado expectantes y se han acercado a esta institución para ver cómo participan.

Indicó que se está en una fase de selectividad de proyectos y ver quién juega qué rol, y en esta etapa se han acercado tecnólogos, integradores de proyectos, operadores y firmas de capital de riesgo locales y extranjeros.

“Sí hay efervescencia, hemos confirmado interés y si hay diferentes jugadores que pretenden integrarse en consorcios, de forma selectiva y por separado en proyectos que la reforma energética pudiera tener”, manifestó.

Más allá de la reforma, puntualizó, los proyectos en el sector energía que ve esta institución tienen qué ver con la energía fotovoltaica (solar) y eólica, tanto en las regiones del sureste y norte del país.

Es una forma de estructurar estos proyectos de inversión que no depende de esa reforma energética, sino en Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) y de Contratos de Prestación de Servicios (CPS).

Además, la inmensa mayoría de proyectos de energía tienen qué ver con la energía tradicional, es decir, con la Política de Hidrocarburos que es la que más está impulsando la misma reforma energética.


PYMES Y LAS CADENAS DE VALOR

Otro sector que también le interesa al grupo y del que está atento es el de integración de proveeduría nacional en las cadenas de valor, lo que es un acierto del gobierno el apoyar a las pymes mexicanas en sector de refinación, exploración, producción y comercialización, apuntó Salazar Viezca.

Comentó que dentro de la reforma energética, esta institución representa, de acuerdo con sus inversionistas, una jugada pura de corto plazo.

Respecto a las Capex (inversión en bienes de capital) tomará más tiempo, pues esos proyectos de infraestructura tienen que ver con adquisición de activos fijos y con una visión de esperar de entre seis y siete años para ver rentabilidad.

Por ello se espera que el repunte venga más rápido por el lado del Opex (gasto de operación), en la banca pymes, porque es el lado del sector energético que ya se empieza a dibujar de Pemex y ahí es donde se debería de estar esperando las primeras señales de la reforma energética de manera nítida y transparente.

De acuerdo con Gerardo Salazar, el crecimiento de la cartera de infraestructura de este banco tiene que ver con el dinamismo observado en los sectores de agua y energía y sin efectos de la reforma energética.

No obstante, reconoció que los efectos de la reforma energética a nivel de la cartera de infraestructura aún no se nota, pero si empieza a reflejarse a nivel de la cartera de pequeñas y medianas empresas (pymes).

Respecto a la meta de 20,000 millones de pesos, dijo que se alcanzará en infraestructura, porque ya se tienen 41 proyectos que representan 19 mil 879 millones de pesos, que deberían manifestarse en cartera de crédito tanto en 2014 como en 2015.

De éstos, se espera que 48% provenga de Asociaciones Público Privado (APP’s), de Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) y Contratos de Prestación de Servicios (CPS).

Sobre sectores de actividad económica, 24% va a estar en energía y 22 de hidráulica, así que 46% está en energía y agua.

apr

CRÉDITO: 
Notimex