Pymes piden plan de apoyo económico para fortalecer el consumo

Foto: Especial

Los comerciantes en pequeño prendieron el “foco amarillo” ante el proceso inflacionario que encarece los precios de los alimentos esenciales e impide garantizar una alimentación digna, por lo que demandaron el gobierno federal implementar un plan de apoyo económico que fortalezca el consumo.

A un año de la presencia de la pandemia por el Covid-19, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) sostuvo que la población ha enfrentado una experiencia “desastrosa”, que abarca desde la salud, la economía, la alimentación y el estado emocional de las personas.

“La factura económica de la pandemia golpea implacablemente a los hogares en México, es por ello que se insiste al Gobierno Federal sobre la urgente necesidad de consensuar un plan de apoyo económico a la población que venga a fortalecer el consumo popular y atenúe el agobio cotidiano que enfrentan miles de familias mexicanas para garantizar la manutención en sus hogares”, refirió la ANPEC.

A través de un comunicado, el organismo recordó que el decrecimiento de la actividad económica de 8.94% durante el 2020, con más de 1 millón de cierres de negocios, millones de empleos cancelados y 30% en la caída del consumo privado.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC, refirió que el pollo se ha incrementado un 22%, su momento más caro en la última década; la carne de res, puerco y frutos del mar no escapan a esta realidad alcista; los granos y las semillas, aun a granel, están viendo incrementar su precio en no menos de un 10%; los frescos, frutas, legumbres y verduras cada vez más prohibitivos y de menor calidad.

La población está enfrentando una “guerra sorda” por su alimentación. Cada que una ama de casa vuelve a abastecerse se topa con la cruda realidad de ver que los precios han subido.

Esta circunstancia es un termómetro que eleva la presión social y pone en jaque la estabilidad, ya de por si frágil, por la vida atípica que nos ha impuesto en el último año la pandemia”, comentó.

“Exhortamos a los distintos niveles de gobierno a sensibilizarse de esta realidad que vivimos los mexicanos y a repensar formas, acciones que deberían realizar para ofrecer a la gente un verdadero bálsamo de alivio y solidaridad”, abundó la ANPEC.

CRÉDITO: 
Lilia González / El Economista