Predomina en México la supervisión masculina

Foto: Cortesía

Sólo tres de cada diez mexicanos tiene como jefe a una mujer

A diferencia de algunas décadas anteriores, hoy en día un tema importante en el universo de los negocios es la equidad de género. Las mujeres han demostrado, desde hace tiempo, que cuentan con la capacidad para encargarse de asuntos importantes, y cada vez es mayor el número de mujeres que integran las filas del mundo empresarial.

Lograr una equidad de género, en el ámbito laboral, es un camino que aún se está recorriendo en el mundo. De acuerdo a la encuesta realizada por Randstad Holding (durante el tercer trimestre del 2011); a nivel mundial predomina la supervisión masculina, siendo países como Nueva Zelanda y Suecia donde se puede visualizar una relación más equitativa de géneros a nivel supervisión; mientras que en nuestro país, sólo 3 de cada 10 mexicanos manifestó tener como jefe a una mujer.

No obstante, con 13 puntos por encima de la media y ocupando la tercera posición; México se encuentra entre los países con el mayor número de encuestados (47%) que aprecia que el desempeño de una empresa podría mejorar si hubiera más mujeres en puestos de alto nivel; siendo también México uno de los países con el porcentaje más alto de encuestados que desearían tener por jefe a una mujer (40%).

Sobre lo anterior, Maricarmen Balcarcel, Gerente de Capital Humano de Randstad México, comentó: “El arte de ser un buen jefe no lo determina el género; sino la capacidad de cada individuo para despertar entusiasmo y confianza en su equipo de trabajo. Ser un buen jefe es todo un reto, no solo por la presión de responder a los objetivos de la empresa, sino por los inconvenientes que conlleva dirigir a otras personas”.

Definitivamente cada género tiene sus fortalezas y debilidades, pero sería interesante aprender de estas para complementar las nuestras y así hacer del liderazgo una cuestión de habilidades y capacidades; mas nunca de género.

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción