Crean sistema de cobro móvil para pymes

Foto: Especial

Con la terminal esperan llegar a 4 millones de negocios en cinco años

La empresa desarrolladora de sistemas informáticos Praxis está en espera de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) le otorgue la autorización para funcionar como “agregador de comercios”, similar a un administrador de corresponsales, la cual le permitirá ser un intermediario de pagos electrónicos entre los comercios y los bancos, a través de la banca móvil.

Carlos López Gallegos, gerente de Banca y Cómputo Móvil de Praxis, consideró que hay instituciones financieras que colocan terminales punto de venta, pero los comercios no pueden pagar el costo de los equipos ni cumplir con la facturación mínima requerida.

Por ello Praxis desarrolló un dispositivo que se conecta directamente a cualquier celular, no importando el sistema operativo que tenga, y que permitirá a los comercios realizar cobros.

“Estamos ofreciendo una solución que le permita al negocio cobrar con cualquier tarjeta bancaria y depositarlo a cualquier cuenta con la que trabajen”, dijo.

Además permite a los usuarios recibir avisos de pagos y alertas sobre sus movimientos bancarios directamente en su aparato celular sin importar el banco que emite la tarjeta.

Con este dispositivo, Praxis pretende alcanzar a cerca de 4 millones de pequeños negocios durante los primeros cinco años.

Costos del dispositivo

El costo del servicio será de aproximadamente 600 pesos iniciales y una renta mensual cercana a los 200 pesos, además de las comisiones que cobren los bancos a los clientes por estas transacciones; comparado con una terminal bancaria, el costo total es menor en cerca de 40%, donde solamente el costo inicial con una terminale punto de venta de cualquier banco alcanza los 1,500 pesos.

Programa piloto

La empresa ya tiene funcionando este tipo de servicios y dispositivos dentro de una plataforma cerrada que funciona con tarjetas de una empresa dispersora de vales de despensa en comercios de la zona Polanco, en la Ciudad de México.

“Pronto estaremos con este tipo de servicios con un banco de desarrollo, pero esperamos a finales de este año tener la autorización de la Comisión para iniciar a operar con los dispositivos en una plataforma abierta”, dijo el directivo.

La empresa destacó que este tipo de servicios tiene encriptada la información que se envía a través de la red celular, además de que no se guarda ninguna información en los equipos telefónicos ni en los dispositivos de la empresa, lo que vuelve más segura la transacción.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista