Prácticas responsables, más cerca de Pymes

Foto: Especial./ elempresario.mx

La influencia de los grupos de interés en los pequeños y medianos negocios ha hecho que cada vez estén más concientes de su impacto a nivel social y ambiental.

A pesar del desconocimiento de las ventajas que tiene el implementar prácticas socialmente responsables y la confusión que existe entre éstas y la filantropía, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) están adoptando cada vez más los principios de ética y cuidado ambiental impulsadas por sus grupos de interés, aseguró Jorge Reyes, director del Centro IDEARSE de la Universidad Anáhuac.

“En 2001, en México, sólo 17 empresas contaban con el distintivo RSE del Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFE); hasta febrero de 2011, el número se incrementó a 572 empresas, de las cuales aproximadamente 100 de ellas son Pymes”, detalló el experto.

El universo de las empresas que se han unido aún es muy pequeño si se toma en cuenta que existen más de 5 millones de unidades económicas en el país. Sin embargo, muchas compañías han adoptado esquemas de acuerdo a sus capacidades y posibilidades.

Según el académico, existen cinco etapas en las empresas antes de acercarse a la RSE: la Defensiva, cuando la organización se niega rotundamente a incluirlas y reconocerlas para aumentar su competitividad y productividad; Cumplimiento se presenta al adoptarla a costa del negocio; Gestión es cuando la empresa esporádicamente desarrolla proyectos y asigna presupuestos para iniciar el cambio; Estratégica, sucede si la RSE se integra al ADN de la empresa en todas las áreas y niveles de la compañía; y la Civil, donde las Pymes promueven estas prácticas en su cadena de valor.

La mayoría de los negocios mexicanos se encuentran en la etapa de Gestión, pues no existe una política pública para fomentar la responsabilidad social; el reto de las Pymes está en identificar el valor económico, social y ambiental que esto les deja, así como fomentar la inversión y el consumo responsable en los clientes”, explica Jorge.

Grupos de interés

Los consumidores, proveedores, empleados y la comunidad son algunos grupos de interés o stakeholders que cada vez más solicitan a las Pymes integrar principios y prácticas de responsabilidad social al interior de la organización, coinciden especialistas.

Mantener una relación estrecha con los grupos de interés, conocer sus intereses específicos, evaluar qué tipo de poder ejercen sobre el negocio, identificar qué responsabilidades morales tiene la organización con ellos y saber quiénes están en contra o a favor, le permitirá saber al empresario qué tipo de estrategias de RSE debe llevar a cabo para beneficio del negocio y se su impacto en la sociedad”, comentó Roberto Adame, gerente senior de Responsabilidad Corporativa de Ernst & Young.

La transparencia es uno del los elementos fundamentales de la RSE, aseguró Adame. Por eso será necesario crear un código de ética, un comité, fomentar la comunicación interna, realizar un informe de RSE, tener una comunicación externa con proveedores, clientes e inversionistas y realizar auditorías para revisar los programas sociales cada dos o tres años.

La RSE aún no es obligatoria en México, pero existe desde 2010 la norma internacional ISO 26000 que promueve la refinación y difusión de las prácticas responsables dentro de las empresas para el bienestar de la comunidad y del medio ambiente.

Más que filantropía


Políticas y códigos de ética

  • 86% de las organizaciones cuenta con una política o código de ética corporativa.
  • 67% las empresas cuentan con políticas de transparencia o políticas sustentadas en la Responsabilidad Social.
  • 81% de las organizaciones incluyen en su código de conducta valores y/o acciones orientadas a la responsabilidad.
  • 60% de las empresas encuestadas mencionan que existe un área específica para la implementación y seguimiento de la RSE.

Calidad de vida en las empresas

  • 67% de las empresas mencionó que cuenta con algún programa de bienestar integral para sus empleados; estos se relacionan principalmente con la disminución del peso, la nutrición y la elaboración de programas de activación física.
  • 44% de las organizaciones cuenta con programas de voluntariado integrados por el personal.
  • 45% de las empresas no lo ha considerado y 11% desconoce si existen estos al interior de la organización.

Acciones sustentables

  • 65% de las empresas miden los consumos de agua, recursos materiales y energía eléctrica de forma interna (indicadores internos) con los recibos o facturas. El resto desconoce una forma estructural de medición.
  • 63% de las empresas cuentan con programas de reducción de consumo, residuos y emisiones.
  • 70% de las empresas están enfocadas a la conservación de las áreas naturales y reforestación, pues se preocupan por el medio ambiente.

RSE, el plan de negocios

  • 49% de las empresas contemplan dentro de su Plan de Negocios metas anuales de generación y conservación de empleo.
  • 52% no cuentan con indicadores que midan la permeabilidad de la Responsabilidad Social en la organización.
  • 54% no cuenta con un Comité de Responsabilidad Social, ni lo ha considerado.

Normas y distintivos

  • 38% de los encuestados dicen que sí conocen la diferencia entre el Distintivo y las normas de Responsabilidad Social.
  • 78% concibe como parte fundamental de la Responsabilidad Social el cumplimiento con la ley y con las normas aplicables para su organización.

Vinculación con Stakeholders

  • 41% de las organizaciones promueven programas de Responsabilidad Social entre empleados, inversores, proveedores, consumidores y sociedad.
  • 43% no lo hacen.

Fuente: Encuesta de Responsabilidad Social 2010, de American Chamber, México.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez