Políticas públicas deben mejorar la calidad de vida

Foto: Especial

Planeación urbana no satisface las necesidades de la sociedad

Las políticas públicas de vivienda deben considerar la necesidad actual de la gente para residir en espacios cercanos a sus fuentes de trabajo, generar medidas de movilidad y accesibilidad, además de actualizar los reglamentos del sector, dijo el director de la Facultad Mexicana de Arquitectura de la Universidad La Salle, Homero Hernández.

“El problema principal para la planeación urbana es que no están vinculados los planes de desarrollo con los requerimientos de la población. Hay un interés loable para crecer con orden en las ciudades y parece que hay más incentivos de ir a la periferia, pese a altos los costos que eso implica”, comentó.

Hernández consideró que se debe realizar a la brevedad un foro de discusión en el que participen todos los actores involucrados sin que se “politice”, como suele suceder con el tema, porque “finalmente hay desarrolladores que quieren invertir su dinero pero quieren certezas y están en su derecho”. El especialista participó en el panel “Tendencias y mejores prácticas en busca de una mejor vivienda y mejores ciudades”, junto con Juan Carlos Sánchez, coordinador del Centro Latinoamericano CLARES, de la Universidad Anáhuac Norte.

Desde su perspectiva, se debe hacer una revisión al uso de los permisos que hay para construir, sobre todo porque el mixto (comercial y residencial) responde también a una necesidad actual y ahora está limitado. “Tenemos el ejemplo de la delegación Benito Juárez, en la ciudad de México, donde hay muchas construcciones por demoler, y genera inconformidades. Sería adecuado que en vez de que se diga no, se hagan propuestas".

[email protected]

CRÉDITO: 
Alejandro de la Rosa, El Economista