Piratería reduce 80% ingresos de mipymes

Archivo/Eleconomista.mx

Industria del vestido, abarrotes y autopartes, los más afectados

En México, 88% de los consumidores ha adquirido productos piratas, robados o que entran de contrabando al país, situación que, de acuerdo con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), ha reducido entre 50 y 80% los ingresos de pequeñas y medianas empresas (pymes) de las industrias del vestido y la automotriz, claves para la economía nacional, además de pequeñas tiendas de abarrotes.

Cifras de la reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del Instituto Nacional de Estadística e Informática en el 2012, muestran que existen 28.9 millones de personas en la informalidad en el país, las que registran ventas anuales de alrededor de 75,000 millones de dólares, lo que representa 54% de las ventas del comercio legal.

“Estas cifras posicionan a México en el segundo lugar de la lista mundial de consumo y distribución de productos de imitación, según la Asociación Internacional para la Protección de la Propiedad Intelectual (AIPPI)”, dijo Ricardo Vargas, experto en comercio exterior y aduanas.

Industria del vestido

Uno de los sectores más afectados por prácticas ilegales de comercio en el 2012, fue la industria del vestido, pues de cada 10 prendas que se consumieron en el país el año pasado, cinco se adquieren en el mercado ilegal, generando a la industria pérdidas superiores a 11,000 millones de dólares.

Existen 8,765 empresas en el sector del vestido, 97% de las cuales es pyme; sin embargo, como consecuencia de las ventas de piratería, durante el 2012, cerró 30% de nuestras microempresas y con ello se perdieron más de 400,000 empleos”, afirmó Claudia Isabel Ramos, directora general de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

Según la Cámara, China es el mayor proveedor de prendas que entran de contrabando al país, al ingresar 23% de los productos piratas que afectan a la industria, seguido por Bangladesh, India y Colombia.

Autopartes pirata

Uno más de los sectores perjudicados por la piratería es el de las autopartes, el cual aportó durante el 2012 más de 60,000 millones de dólares a la economía nacional, 30% del cual fue tributado por medianas empresas y otra proporción igual, por pequeños productores.

“Sin embargo, estimamos que entre 5 y 10% del valor total de nuestro mercado es generado por el comercio informal, en donde, a diferencia de otros sectores, el consumidor no tiene conocimiento de que adquiere una pieza clonada, pagando en ocasiones los precios reales del producto original”, explicó Oscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Tienditas sufren consecuencias

Los dueños de pequeñas tiendas de abarrotes son también parte de la población empresarial afectada, pues seis de cada 10 comerciantes se establecen en el mercado informal, ofreciendo a los consumidores cigarros y bebidas alcohólicas adulteradas por debajo de los preciosestablecidos.

La Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) muestra la existencia de 600,000 miseláneas en el país, las cuales reciben la mitad de sus ingresos de la venta de cigarros, bebidas alcohólicas o refrescos, pero han visto reducidos sus ingresos hasta 60% debido a la competencia ilegal, a la que deben hacer frente.

Ante esta amenaza, muchos órganos de gobierno tienen soluciones al problema, pero de forma desvinculada.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec, propone la creación de un órgano desconcentrado capaz de dar solución a este problema.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo