Paycheck, utiliza el financiamiento a su favor

Gabriel Méndez y Carmen Castellanos / Foto: Eleconomista.mx

Una empresa que emplea el crédito en sus necesidades primordiales

Pagar las nóminas de los empleados y estar al corriente con los impuestos fueron dos grandes razones por las que Paycheck se acercó a una institución bancaria para pedir un crédito.

“Somos una empresa de administración de personal o outsourcing, el problema que teníamos era pargar las nóminas de los empleados a tiempo, ya que nuestros clientes nos pagaban a plazos de 30 o 60 días, lo que hacía que se nos juntaran los impuestos y esto nos generaba retrasos y multas”, dijo Gabriel Méndez López, gerente general de la compañía.

En un mes, gracias a que todos los documentos de Paycheck estaban en orden y tenían un historial crediticio limpio, la empresa logró un crédito revolvente con el banco HSBC, el cuál sigue ocupando mensualmente.

“Mientras mejor manejemos este crédito revolvente se irá ampliando el monto de préstamo y eso nos estará permitiendo encontrar más clientes y no descuidar a los que ya tenemos”, dijo Méndez durante su participación en el foro de Financiamiento para empresas organizado por El Economista.

El contador aseguró que el primer paso para acercarse a un banco es identificar cuál es la necesidad de la empresa, para qué se ocuparía el financiamiento solicitado y al momento de obtenerlo, utilizar los recursos para, en específico, resolver ese problema.

El proceso

Méndez López aseguró que una de las claves para elegir un crédito fue también la capacidad que los ejecutivos de cuenta del banco tuvieron para entender las necesidades de la pequeña empresa.

“Lo que contó mucho para que nos prestaran fue el historial crediticio que ya teníamos con HSBC, las referencias comerciales, de los socios, personales y familiares que dimos. El proceso no fue muy laborioso porque como empresa teníamos en orden todos los documentos y pagos ante Hacienda”, dijo.

Los recursos obtenidos por la compañía le ayudaron para atender a más clientes y a no descuidar a los que ya tenían, participar en licitaciones y hacer frente a pago de nómina y de los impuestos.

Para acceder a un financiamiento, Méndez recomienda tres aspectos a tomar en cuenta:

1) Mantener un orden: Cuidar que las obligaciones fiscales estén en regla.

2) Generar confianza: Tener los documentos de la empresa al día, entradas y salidas de dinero, así como poseer las altas ante el Seguro Social bien registradas son elementos que sirven para generar confianza ante la institución financiera a la cual se le va a solicitar el crédito.

3) Prevenir: “Si les ofrecen un crédito y no lo necesitan, acéptenlo pero no lo usen, es recomendable que lo tengan a la mano, uno nunca sabe cuando se va a necesitar para financiar un proyecto o hacer frente a un problema”, finalizó.

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez