La nube, una opción para aprovechar las TI

Javier Allard Foto: Archivo/eleconomista

Aumento de la productividad y competitividad, los beneficios de implementar estas herramientas.

En México, se destina actualmente sólo la tercera parte del promedio mundial en inversión en Tecnologías de la Información (TI). Por ello, es necesario sumar no sólo a empresas grandes sino a las de menor tamaño hacia la inversión en el rubro, explicó Javier Allard, director general de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnología de Información (AMITI).

A nivel mundial, el promedio en gasto en TI, por país, es de 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB), en México sólo se destina 1.2%, por lo que es necesario fomentar mayor inversión en el rubro en las pequeñas y medianas empresas (pymes), detalló el especialista.

“Esto quiere decir que los sectores productivos y la Academia estamos utilizando la tercera parte del poder de cómputo, aplicaciones y banda ancha para nuestros procesos productivos”, sostuvo el director de la AMITI en su participación dentro del foro de Tecnología e Innovación para Pymes, organizado por El Economista.

Allard detalló que la inversión en TI conlleva un aumento en el PIB de los países y advirtió que no sólo las empresas grandes deben hacer inversiones sino también las pymes, puesto que el beneficio también es social.

Comentó que hoy en día las empresas de menor tamaño pueden acceder a las herramientas de TI sin que signifiquen inversiones que desestabilicen sus operaciones o que tengan que contratar personal altamente calificado, como sucedía en el pasado.

“Las pymes ya no necesitan hacer grandes inversiones monetarias ni de tiempo, pueden adoptar herramientas de TI a través del cómputo en la nube y con ello tener la última tecnología a precios accesibles”, destacó.

El directivo de la AMITI insistió en que, a través de la adopción tecnológica, se puede ingresar a un círculo virtuoso de eficiencia, productividad e innovación como lo requiere una sociedad de la información.

“El aumento en el uso de TI conlleva un incremento en la productividad de las empresas que lo implementan, y también en la competitividad de esas firmas para mirar a mercados internacionales”, indicó.

Para finalizar, Javier Allard sentenció que si las empresas mexicanas no invierten en los procesos productivos, harán lo mismo que han estado haciendo, “igual de mal pero más rápido”.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno