Microcréditos deben atender lo individual

Foto: Especial

Necesario crear planes para quien tenga mejor desarrollo: Pronafim

Para el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim), organismo dependiente de la Secretaría de Economía (SE), hoy día hay una alta concentración de microcréditos en grupos, por lo que esta estrategia de apoyo a pequeños emprendedores debe complementarse con productos más enfocados en lo individual.

La mayoría de los microcréditos que se otorgan en la actualidad en México en zonas rurales y semiurbanas son grupales, comunales o solidarios; es decir que, aunque se les presta a cada uno de los integrantes, se pagan en sesiones conjuntas y, si un día alguien no puede cubrir su abono, el resto tiene la obligación de cooperar para hacerlo.

Para el Pronafim, dentro de estos grupos hay a quienes les va mejor y cada vez piden más dinero, mientras que el resto sigue pidiendo lo mismo, por lo que considera que es necesario establecer planes específicos para quienes tengan un mejor desarrollo.

“En el concepto de banca comunal se les presta igual a todas (casi 90% de este tipo de créditos es para mujeres), pero algunas después tienen otras necesidades de más dinero, cuando van creciendo las necesidades de crédito son diferentes. Entonces, es cuando el grupo ya no es parejo. Y, como son grupos solidarios, hay alguien que sí despunta, las demás se sienten incómodas porque ‘si no cumples yo tengo que pagar’”, detalla el coordinador general del Pronafim, Luis Ascencio Almada.

En este sentido, dice que es aquí donde el crédito individual empieza a ser una respuesta. “Porque se adecua el producto a la necesidad, a tener una lectura más precisa de las necesidades del mercado, y responder con productos más ad hoc. No es una sustitución, sino un complemento el crédito individual con el crédito grupal”, dice.

Esto es algo que se observa ya en otros países de América Latina y del mundo.

CRÉDITO: 
Edgar Juárez, El Economista