México debe aprender a jugar como visitante

Foto: Reuters./ elempresario.mx

Si las empresas mexicanas quieren liderazgo en el comercio exterior deben aprender a jugar como visitantes en los mercados extranjeros y generar toda una serie de estrategias que les permitan competir sólidamente.

Esto fue lo que comentó Daniel Moská Arreola, director de la escuela de negocios del Tecnológico de Monterrey, Ciudad de México, al recibir el Premio Nacional de Exportación 2010.

Esta dstinción es otorgada por la Secretaría de Economía (SE) a empresas, instituciones y organizaciones que contribuyen a la difusión global de la oferta exportable mexicana.

Moská comentó que es necesario que las empresas se preparen para competir en el mercado mundial.

Consolidación

El también catedrático, que recibió el galardón en nombre de la escuela de negocios, agregó que es necesario contribuir a la consolidación de empresas en el extranjero, ya que sólo un número muy reducido de pequeñas y medianas empresas (Pymes) lleva sus productos y servicios fuera del país.

“De los más de cuatro millones de pequeñas y medianas empresas que existen en México actualmente, sólo se encuentran exportando alrededor de 30,000”, explicó Moská Arreola.

Un modelo educativo

Añadió que la escuela ha desarrollado un modelo educativo de aprendizaje activo y móvil en el que participan alumnos, profesores, empresas y gobierno, mismo que ha transformado negocios familiares en empresas globales.

“Una empresa, para que pueda ser competitiva a nivel internacional, no sólo requiere de asesoría, sino que tiene que construirse una marca y desarrollar otras tácticas”, explicó el catedrático.

Agregó que la escuela ayuda a las empresas a realizar sus propias investigaciones de mercados, así como a desarrollar estrategias de financiamiento y administración de riesgos que las hagan sólidas para competir en mercados extranjeros.

Aprender a jugar

“No podemos conformarnos con ser competitivos en nuestro país, donde somos locales. Si México quiere liderazgo comercial es necesario enseñar a las empresas a jugar de visitante en los mercados extranjeros”, subrayó Moská Arreola.

La escuela cuenta con la incubadora de negocios y el Centro de Consultoría e Innovación Empresarial y Financiera. Anualmente atiende a cerca de 100 empresas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción