Invertirán en startups de mensajería

Foto EE: Archivo

Compañías de Wall Street encabezadas por Goldman Sachs están cerca de comprar una participación en la empresa de mensajería instantánea Perzo, como alternativa a una aplicación similar del proveedor de información financiera Bloomberg, revelaron fuentes cercanas a los planes de Goldman.

Los bancos están intentando reducir sus costos, ya que los menores volúmenes de operaciones y una regulación más dura han pesado sobre los ingresos.

Bloomberg ha dominado la mensajería en Wall Street durante años, pero su aplicación es parte de una terminal de datos, contratación y noticias que cuesta alrededor de 20,000 dólares al año. Perzo es una aplicación gratuita.

Varios bancos y gestores de activos están considerando invertir en Perzo, incluidos Morgan Stanley, JPMorgan Chase, Bank of America, Deutsche Bank, HSBC Holdings, BlackRock y el fondo Maverick Capital.

Perzo es una empresa de reciente creación, fundada por David Gurle.

La aplicación de Perzo se diferencia de la de Bloomberg en que es de “código abierto”, lo que significa que los usuarios pueden conectarlo a sus sistemas y alterarlo a su gusto, mientras que los usuarios de Bloomberg tienen que comprar toda la terminal, y no pueden adquirir solamente la aplicación de mensajería y adaptarla.

Durante años los bancos han estado buscando alternativas al sistema cerrado de Bloomberg, con un éxito limitado debido a que es usado por muchos en Wall Street.

Una fuente comparó a Bloomberg con Blackberry, cuyos productos dominaron el mercado de los teléfonos inteligentes hasta que Apple lanzó el mercado el iPhone.

No está claro qué efecto tendría el éxito de un nuevo sistema de mensajería en los pedidos de terminales de Bloomberg por parte de Goldman, o si seguiría usando el sistema de mensajería de Bloomberg junto con la nueva aplicación.

“Bloomberg es un ecosistema difícil de romper”, sostuvo el analista de Jefferies, Dan Dolev. “La gente dice que es el sistema de red social más caro del mundo”.

El auge de Bloomberg comenzó a comienzos de la década de 1980, cuando se convirtió en la fuente primaria de información y análisis sobre bonos.

Los sistemas de mensajería juegan un papel clave en el funcionamiento diario de Wall Street. Un colocador informa a través de ellos el precio al que emite los bonos. Los fondos de coberturas los usan para conversar sobre ideas de negocios, y los operadores se sirven de ellos para hablar con la gente de ventas.

CRÉDITO: 
Reuters