Ingresos de tienditas es 30% menor que niveles previo a la pandemia

El ticket promedio de compra semanal es de 400 a 700 pesos por familia. Foto: Especial

Las tienditas de abarrotes aún no se recuperan de la pandemia, continúan con ingresos 28.4% menos que los obtenidos antes del Covid-19, detalló la Alianza Nacional de Pequeños comerciantes (Anpec).

Lo anterior, de acuerdo con Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec, responde al incremento de los productos, la inflación y alza en impuestos, de continuar la tendencia la caída puede llegar al 40 o 45 por ciento.

“La mayoría de las tienditas perciben retrasos en los pagos de la deuda de hasta una tercera parte de sus clientes, es decir la gente está batallando para pagar lo que tiene fiado porque no está fluyendo el dinero en sus hogares”, destaca.

En conferencia de prensa el directivo detalló que el ticket promedio de compra semanal es de 400 a 700 pesos por familia, aunque depende cada entidad porque “la microeconomía tiene climas diferentes”.

Rivera precisó que la inflación tiene un impacto directo en los negocios mexicanos debido a que el 20% de las tienditas declaró que va retrasar el pago de sus deudas, lo cual puede ser un factor de cierre.

El estudio realizado por la Anpec en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana destaca que los productos que más se venden son abarrotes (74), cerveza (65%), refrescos (51%) y botanas (23%), mientras que los menos aclamados son recargas de celulares, helados, productos de limpiezas y jarciaría.

Cierres y falta de apoyo financiero

Rivera recordó que durante la pandemia cerraron 300,000 negocios y se perdieron 600,000 empleos, y los negocios que se han recuperado lo han hecho en otros giros, como la venta de cubrebocas o artículos de sanitización y limpieza.

Además, sólo uno de cada 10 pequeños comercio ha recibido algún apoyo, ya sea del gobierno federal, estatal o de las cámaras.

“Esto indica que las políticas públicas o programas de apoyo que se implementaron por las distintas instancias no canalizaron al canal. Esto nos habla de mucho por hacer”, destacó.

Precisó que el programa de microcréditos del gobierno federal de 25,000 pesos no tuvo impacto y que los generados por los estados solo fueron “guiños y gestos que no bastan porque quedan lejos de las necesidades de los pequeños comerciantes”.

Sin embargo, este tipo de negocio tiene optimismo. Pues 59% espera que sus ingresos sean mayores que los seis meses previos a la pandemia

“El canal de proximidad es el más resiliente, por tanto es optimista, lo trae en su ADN, para esta gente no es opción cruzarse de brazos, hay que estar siempre de tras de la chuleta”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario