Franquicias crecen sobre food truck

Luis Elvira, presidente de la Asociación Internacional de Franquicias Móviles (AIMF). Foto EE: Natalia Gaia

Las grandes marcas de alimentos y bebidas como Burger King, Dóminos Pizza, Papa John’s y Chillis están ampliando sus horizontes de negocios, a través de los foodtrucks, lo que les permite llegar a lugares donde no sería rentable abrir unidades o estar presentes en eventos masivos como conciertos de rock en estadios, o festivales de globos aerostáticos en Teotihuacán.

Luis Elvira, presidente de la Asociación Internacional de Franquicias Móviles (AIMF), brazo operativo de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), sostiene que los foodtruck son una salida para llevar una oferta de comida caliente a lugares donde no hay espacio o están alejadas.

“Hay nichos de mercado donde no se podrá construirlocales, comolos eventos masivos, pero sí puedes llegar con tu foodtruck yatender el evento. La verdad es que hasido muy rentable, en elVive Latino tuvimos 25 camiones de diferentes marcas y las ventas fueron superiores a los 150,000 pesos por unidad, durante tres días”, afirma.

El también director general de Ok FoodTruck, empresa fabricante de estructuras móviles, afirma que ir de la mano con la AMF, que tiene más de 500 socios, le da a la AIFM “credibilidad y soporte político, y puede tener representación en cualquiera de las cámaras”.

Esto puede tener relevancia, cuando existen propuestas de ley en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para limitar el número de permisos a las franquicias para operar en la vía pública, bajo el argumento de que es un negocio para jóvenes emprendedores.

“Es imposible, como asociación hemos hecho alianzas con compañías que tienen muchos estacionamientos, no nos pueden decir si tengo 20 o 100 carritos de café –porque–no estoy en la vía pública…Lo veo hasta cierto punto injusto, si ya tenemos un país que tiene problemas de empleo, que construya quien pueda construir y genere empleo, y no a ver cuándo puedes juntar para comprar tu unidad, es injusto”, considera Elvira.

Entrevistado en el Street Food Center, de Salamanca número 11, Luis Elvira afirma que otras marcas que están optando por las unidades móviles son Krepacrepa, Delichurros, Pizza Hots y Krispy Kreme.

Sostiene que las franquicias le apuestan a la movilidad, y optan por un camión o un remolque dependiendo del mercado al que se dirijan. “Si van a estar semifijos en el estacionamiento de una tienda de autoservicio a lo mejor es un semirremolque, si tienen que ir a la fiesta del Caballo de Texcoco, o a Aguascalientes, lo mejor es una unidad motorizada”.

El fundador de la AIFM asegura que lo que ese organismo ofrece a sus agremiados son “lugares para trabajar” y adelanta que en agosto abrirán otro parque en la calle de Marina Nacional, cerca de la Torre de Pemex, además de que ya cuentan con representación en Guadalajara y Monterrey.

Adelantó que están elaborando un libro con la historia de los foodtrucks en México, que presentarán en la próxima Feria Internacional de Franquicias, en marzo próximo en el WTC de la ciudad de México, que será la base para “cabildear con gobernadores y legisladores”.

Industria pujante

Iliana Zendejas, administradora de Cuentas de la consultora de Franquicias Feher&Feher comenta que hay interés en la industria de franquicias y algunas marcas en vías de convertirse en franquicias de comida, como Tarzati y Falafelito ya están incursionando en esta modalidad.

“La industria está creciendo bastante, lo único en lo que hemos tenido dificultad es en la parte regulatoria… estamos esperando la resolución de las iniciativas”, comenta en entrevista.

Luis Elvira estima que de la industria de los foodtruck viven 3,000 familias, entre empleados que operan las unidades, las empresas fabricantes y los proveedores de equipos y calcula que en el Distrito Federal podría existir un parque vehicular de 300 unidades, entre campers, motocarros y foodtrucks,
“Ok FoodTruck construye entre 12 y 15 unidades por mes y no somos los únicos. Creo que se están fabricando alrededor de 200 unidades al año en el país”. La empresa actualmente construye unidades para empresas de hamburguesas, donas, tiendas departamentales y una cadena de restaurantes.

De hecho, fabricantes como Remolca tu Empresa, de Guadalajara, y de FoodTruck de México, de Monterrey, también están construyendo unidades para franquicias.

“Estamos en proyectos con varias marcas y son unidades de 3.5 millones de pesos, no puedo decir nombres con contrato de confidencialidad pero son grupos grandes de la ciudad de México, de hamburguesas y alitas”, comenta José Luis Castillo, director general de la empresa tapatía.

“No me ha tocado fabricar –un pedido– fuerte, porque no lo he amarrado, pero se acercó con nosotros Chillis, Dóminos, Quesos la Villita, Oscar Meyer y 7-Seven. De franquicias tengo una empresa con seis sucursales”, expuso por su parte el director general de la regiomontana FoodTruck de México, Fernando Cantú, quien muestra un camión al que se le montó un horno de piedra para las pizzas.

undefined

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario