Falta de apoyo propicia que mipymes reabran en la informalidad: Concanaco

La falta de apoyos se reflejará en el número de empresas que no tienen los medios para reanudar actividades. Foto EE: Archivo

Hoy regresan a sus actividades empresas no esenciales de 16 entidades de la República Mexicana, al pasar del color del semáforo de rojo a naranja. Aunque hay luz verde para que las empresas reabran, la falta de apoyos durante la contingencia por Civid-19 ha propiciado que las micro, pequeñas y medianas empresas queden en la informalidad.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, (Concanaco Servytur), consideró que es necesario que las autoridades recaudatorias elaboren programas para dar facilidades a quienes están por cerrar sus negocios de manera definitiva por no haber cumplido con sus obligaciones fiscales, para estar al corriente y salvar las fuentes de empleo que generan.

Subrayó que se requiere de la responsabilidad tanto de los sectores productivos, como de la sociedad en general y autoridades para cumplir con los protocolos de sanidad y prevención a fin de evitar la proliferación de contagios de coronavirus y se mantenga las actividades laborales.

“También se deben implementar procesos que permitan a las empresas darse de alta en el Régimen de Incorporación Fiscal con que venían trabajando antes de la pandemia”, puntualizó.

Una de las recomendaciones que hizo López Campos es la simplificación y ajuste del modelo recaudatorio a fin de que más empresarios participen en la economía formal y “de una manera incluyente, tener una participación mayor de la población para sacar adelante al país de la crisis económica derivada del coronavirus”.

La clave para que las empresas vuelvan a abrir es la liquidez; sin embargo, “no se contó con los apoyos suficientes, pues solo se enfocaron a las pequeñas y microempresas, en su gran mayoría familiares, con créditos de 25,000 pesos, sin otorgar diferimientos en el pago de impuesto y contribuciones”, detalló López Campos.

“La falta de apoyos se reflejará en el número de empresas que no tienen los medios para reanudar sus actividades y unirse a la recuperación económica que requiere el país, lo cual dejará sin empleo a más de un millón de mexicanos”, afirmó.

Esta semana reactiva su actividad cerca del 80% de las mipymes, que mantuvieron sus puertas cerradas de manera paulatina, como establecieron las autoridades, y alrededor del 20% restante no reabrirá debido a los daños económicos que sufrieron durante la contingencia.

Aseguró que las empresas que ya operan en los estados que están en semáforo naranja, están apegadas a protocolos y procesos, establecidas por las autoridades de salud, del trabajo y economía, tanto federal como estatal, para la atención a sus clientes, así como protección de sus empleados y colaboradores.

“En esta etapa se demanda un mayor esfuerzo de los gobiernos de los tres niveles, iniciativa privada y sociedad civil, para retomar la hoja de ruta del crecimiento que se interrumpió en 2020, en el cual se prevé tener un decrecimiento del Producto Interno Bruto, que se sumaría a la parálisis de los indicadores del 2019”, apuntó.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario