Las empresas no se protegen

Foto: Archivo / elempresario.mx

La falta de cultura e información sencilla y coloquial, hace que los pequeños y medianos empresarios no cuiden adecuadamente sus negocios.

La falta del conocimiento del valor real de la empresa, las necesidades de la misma y la falta de documentos legales impiden que una Pyme adquiera un seguro.

En México sólo 26% de la Población Económicamente Activa tiene un seguro de automóvil, de vida o contra siniestros. La falta de cultura e información sencilla y coloquial hace que los pequeños y medianos empresarios no aseguren sus negocios, dijo Marcela Fernández, subdirectora de Expo Asegúrate.

“Dentro de la población activa de México, 15 millones de personas tienen la capacidad de adquirir un seguro, de los cuales únicamente 4 millones de personas lo están adquiriendo y 3% de esa población tiene un seguro que realmente le sirve”, explicó.

Fernández revela que México, como economía, ocupa a nivel mundial el escalón número 15, pero en el sector asegurador está en el 62.

Esto se debe en parte a que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) no cuentan con un seguro contra siniestros: inundaciones, incendios o terremotos.

La importancia de que una empresa se asegure recae en el hecho de que el único fondo con el que cuenta para crecer, lo ocupa para reponer pérdidas de maquinaria, accidentes o multas, opina la experta.

“Es importante que la empresa invierta en un seguro contra siniestros y que el dinero que ahorre no lo use para bomberazos, es decir, para cubrir pequeñas emergencias que sólo desfalcan al negocio. Queremos que una empresa invierta en protección, así como invierte en maquinaria, personal e imagen”, comentó la Subdirectora de la exposición.

Las industrias del transporte, educativa y farmacéutica son las más protegidas, según Fernández.

La falta del conocimiento del valor real de la empresa, las necesidades de la misma y la falta de documentos legales impiden que una Pyme adquiera un seguro.

La pérdida del patrimonio es el riesgo más fuerte al que un empresario se puede enfrentar por no contar con un seguro.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez