Edomex, potencial campo frutícola

Foto: Cortesía

La entidad, primer lugar a nivel nacional en producción tunera

Toluca, Méx. EL ESTADO de México tiene gran potencial frutícola al albergar más de 100,000 hectáreas cuyas condiciones de suelo y clima permitirían la producción de diferentes especies, consideró Pedro Mijares Oviedo, presidente del Consejo Mexicano de Productores de Durazno.

El experto destacó la gran variedad que los suelos mexiquenses guardan al puntualizar que actualmente se cuentan con más de 25,000 hectáreas frutícolas en las que se cultivan tuna, durazno, aguacate, guayaba, fresa, blueberry, capulín, frambuesa, café cereza, lima, limón, macadania, mamey, mango, manzana, membrillo, naranja, entre otras especies.

Sin embargo, Mijares Oviedo consideró como alternativa para los productores incursionar aún más en el cultivo de las frutillas –que ya se siembran- y en la producción de nogal de Castilla, ciruela, pera y chabacano.

“Todas esas frutas son importantes y que ya existen producciones en la entidad pero a pequeña escala”, dijo.

Entrevistado por El Economista consideró que la siembra de frutas alternativas es una ventana de oportunidad para los agricultores; sin embargo, destacó que se trata de actividades agrícolas que requieren de una base de tiempo amplia para alcanzar una verdadera consolidación.

De acuerdo con él, las principales zonas productoras de frutas en la entidad son el corredor tunero de San Martín de las Piramides, Nopaltepec, además todo el sur mexiquense como Coatepec Harinas, Temascaltepec, Villa de Allende, Ixtapan de la Sal, Valle de Bravo, Villa Guerrero, Amanalco. Asimismo, en el norte Villa del Carbón.

En materia de comercialización, dijo que la entidad tiene la ventaja de estar ubicada en el principal mercado nacional, la zona metropolitana, aunque destacó que uno de los factores que se tendrá que consolidar serán centros de acopio y comercialización cercanos a los productores, en los que el gobierno estatal ya trabaja.

Números en frutas

El dirigente agrícola arguyó que el Estado de México ocupa el primer lugar nacional en producción de tuna con una superficie sembrada de 16,652 hectáreas, en las que se estima una producción anual de casi 150,000 toneladas del fruto, con un valor de producción aproximado a los 507 millones de pesos.

Asimismo tiene el segundo lugar nacional en producción de durazno, con 3,321 hectáreas, que arrojan anualmente una cosecha de 29,212 toneladas con un valor de producción de 225 millones de pesos.

Además, también es el cuarto lugar en producción de aguacate con 3,614 hectáreas, mismas que producen 21,328 toneladas cuyo valor se estima en casi 310 millones de pesos, según datos del entrevistado.

CRÉDITO: 
Celeste Ramírez, El Economista