La e-factura impedirá la evasión fiscal

Foto: Especial

Entrevista con José Besil Bardawil, miembro del CCPM

Si bien la factura electrónica es un “avance del Sistema de Administración Tributaria (SAT), porque al establecer un mejor sistema de control fiscal de los ingresos de los contribuyentes ayuda a la veracidad en la deducción de impuestos, ésta no resuelve la necesidad de establecer una verdadera reforma hacendaria, que incluya a todos los contribuyentes, evite la evasión fiscal y reduzca impuestos”.

Afirmó lo anterior José Besil Bardawil, presidente del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), quien en entrevista aseguró que la fortaleza de la comprobación digital estriba en que evita que los contribuyentes falsifiquen documentos, en tanto que su debilidad está en el almacenamiento de la información, pues el sistema digital puede perder funcionalidad en el mediano plazo.

¿Cuáles son los alcances de la factura electrónica?

Se trata de una tendencia mundial. La factura electrónica es un instrumento fiscal altamente tecnificado que favorece la fiscalización del SAT, mediante el cual posee el control de los ingresos de las empresas, además de realizar el cruce de información suficiente que verifique los movimientos de los contribuyentes.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de la factura digital?

La fortaleza está en evitar la falsificación de documentos y la debilidad, en el almacenamiento de la información, porque el hecho de guardarla es susceptible a borrones, o que el sistema a mediano plazo deje de ser funcional, incluso puede perderse. Otra debilidad consiste en que la factura identifica el bien, pero el endoso de los documentos de ese bien llega a debilitarse, pues no se puede verificar la veracidad del mismo.

¿Implica mayor transparencia?

La transparencia es relativa, porque va en función de la veracidad de los movimientos de los contribuyentes y el SAT no va a tener el control de esa veracidad, pero sí del cumplimiento de las obligaciones fiscales de los
empresarios contribuyentes.

¿Mejorará la recaudación?

Si consideramos que se fiscalizaba hasta el cierre del ejercicio y que ahora inicia desde los pagos provisionales, sí debería aumentar la recaudación.

¿De dónde surge el sistema de comprobación fiscal digital?

Los comprobantes siempre han sido un medio de control fiscal. Desde siempre, el SAT ha buscado un mejor control de los comprobantes de ingresos de los contribuyentes. Surgió así la certificación con la cédula fiscal, después los talleres autorizados –imprentas–, para tener el control de las facturas; hasta la cadena digital con el sello digital del comprobante.

Existió, por ejemplo, la obligación de los contribuyentes de buscar en el Diario Oficial de la Federación que la cédula del cliente no estuviera cancelada, para hacer deducible el comprobante. No fue funcional y la perfeccionaron con la factura electrónica.

Hasta ahora, se ha logrado que las transferencias bancarias sean un mecanismo de identificación de los gastos, abrieron así los estados de cuenta como comprobantes fiscales, siempre y cuando aparezcan los datos de los contribuyentes.

¿A quiénes obliga el uso de la factura electrónica?

A los contribuyentes de mayores ingresos. Al público en general no, pues para los pequeños contribuyentes los gastos no se deducen.

¿Es recomendable que todos los contribuyentes se sumen a la factura electrónica?

El uso y beneficio va en función del sistema de cómputo que se tenga. Así, entre más bajos sean los ingresos de los contribuyentes, la factura sí les representa un costo. Sin embargo, la e-factura es de mayor beneficio porque tan sólo con la captura del RFC se tienen todos los datos de los clientes. Además, el sistema de cómputo no es problema, sino la paquetería que las empresa decida utilizar.

Perfil

José Besil Bardawil

  • Miembro del Colegio de Contadores Públicos de México y del Instituto Mexicano de Contadores Públicos desde 1986.
  • Miembro de la Asociación Mexicano Libanesa de Contadores Públicos al Muhasib, desde 1995.
  • Miembro del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas desde el 2007.
  • Presidente del Comité Ejecutivo del Colegio de Contadores Públicos de México (2012-2014).
CRÉDITO: 
Leopoldo Trejo