Cuando la puntualidad no es suficiente

Foto: Shutterstock

La productividad de un empleado debe medirse de acuerdo al valor de las actividades que desempeña y no contando las horas que pasa frente a una computadora

La productividad de un empleado tiene que ver muy poco con las horas que pase sentado frente a su computadora; más bien, depende del valor agregado que le da a las actividades que desempeña y el servicio que ofrece al cliente.

De acuerdo con Kronos, empresa que diseña soluciones para la gestión y administración del personal, el Plan de Desarrollo 2013-2018 del Gobierno Federal plantea que a pesar de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) representan 99.8% de las empresas en el país y generan 74% de los empleos en México, su aportación al PIB es de 35%, lo que denota su baja productividad.

En México una gran empresa es 6.3 veces más productiva que una micro empresa, 2.9 más productiva que una pequeña y 1.7 que una mediana, nuestro objetivo es alcanzar el estándar de las empresas en la Unión Europea donde las grandes son sólo 1.7 más productivas que las microempresas”, comentó Gabriel Alvarado, director general de Kronos Latinoamérica durante la presentación de Workforce Ready, una solución para administrar el capital humano de las pymes.

Alfredo Bernadez, académico de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, comentó que “para elevar la productividad se debe buscar el involucramiento de los trabajadores, asignarles objetivos, darles algunos premios por objetivos cumplidos y no sólo vigilar su hora de entrada o de salida”.

Para contrarrestar estas deficiencias en las empresas mexicanas, Kronos anunció Workforce Ready, un software que hospeda en la nube toda la información de gestión y administración del personal para que los supervisores o dueños de pequeños negocios puedan monitorear el desempeño de sus empleados en tiempo real a través de sus computadoras o sus dispositivos móviles.

“A través de la solución se identifican, automatizan y eliminan procesos ineficientes; el usuario puede designar actividades a las personas adecuadas en el tiempo y lugar adecuados; se minimiza el pago de horas extras innecesarias; se asegura el cumplimiento de leyes y políticas en la empresa, administra los permisos y vacaciones de los empleados permitiendo en tiempo real la toma de decisiones para los directivos o supervisores”, detalló Jaime Cardoso, director de Mercadotecnia de la firma.

El problema de las pymes, confirmó el académico, es que no tienen definidos los roles de su personal, “porque el patrón los contrata y medio les enseña lo que hay que hacer, no hay una división de actividades; por lo tanto, se pueden confundir las responsabilidades que tiene un empresario con la de un trabajador asalariado, ya que ellos cumplen con su horario de entrada y salida y el dueño del negocio se juega todo por la empresa; de tal manera que el nivel de compromiso no es el mismo”.

Al tener el control de las actividades que realiza cada empleado, aseguró Kronos, se le podrá motivar con bonos e incentivos según su desempeño y metas alcanzadas.

John O’Brien, Vicepresidente Mundial de Ventas de Kronos, comentó que esta solución ya ha sido probada en pymes de Estados Unidos, latinoamérica y Reino Unido. Para el corporativo, el mercado mexicano representa 30% de sus clientes y el latinoamericano, 50 por ciento. Workforce Ready tendrá un costo de 5 dólares (aproximadamente 70 pesos) por empleado y se venderá a través de un mayorista.

Alfredo Bernadez advirtió que “no necesariamente productividad es ponerle mayores controles a los empleados, hay que buscar que se involucren más con la empresa y detonar su compromiso emocional”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez