Crédito para pymes crecerá 20% este año

Foto: Cortesía

La banca flexibiliza requisitos para acceder a un financiamiento

La banca en México está dispuesta a mantener el crecimiento en el crédito para las pequeñas y medianas empresas (pymes), el cual podría alcanzar un incremento de 20% al finalizar el 2012, aseguró Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

La cartera de crédito bancaria para las pymes registró un saldo de 135,000 millones de pesos al finalizar el 2011, representando un crecimiento de 19% anual.

Durante su participación en el foro de El Economista, Financiamiento para Empresas, el directivo indicó que “para los bancos, las pymes son clave en su estrategia de crédito, por lo que mantendremos especial interés en seguir participando en este segmento durante este año”.

Ruiz destacó que del 2005 al 2011, el numero de pequeñas empresas atendidas por los bancos creció 4.7 veces, al pasar de 121,000 unidades empresariales, a 563,000 pymes en el periodo. Esperan poder atender en el mediano plazo al millón de pequeñas empresas con posibilidades de ser bancarizadas.

Asimismo destacó que el crédito a las pequeñas y medianas empresas por parte de la banca ha tenido un crecimiento promedio de 20% en los últimos seis años, lo que demuestra el interés del sector en este segmento del negocio.

El representante de los banqueros en México explicó que si bien los bancos durante el 2001 y 2003 habían olvidado a los pequeños y medianos empresarios, para enfocarse en financiar a los grandes corporativos, esto cambió en los últimos tres años, debido a que este mercado ya está saturado.

No es ni caro ni difícil

Ruiz Sacristán reconoció que la visión que tienen los pequeños empresarios sobre los créditos de la banca es que son caros e inaccesibles, lo que a su parecer es un error.

“Hemos tratado de flexibilizar, en la medida de lo posible, el número de requisitos para acceder a un crédito. Esto, claro, sin que se deje de lado el control del crédito, ya que para los bancos el riesgo es un factor muy importante a tomarse en cuenta en un financiamiento”, dijo el directivo.

Destacó que de acuerdo con la encuesta de financiamiento a las empresas, que realizó el Banco de México, en el tercer trimestre del 2011, 81% de las compañías encuestadas respondió que ni el acceso ni el costo del crédito eran una limitante para acceder a un crédito bancario.

“No son datos de nosotros, son del Banco de México, y sentimos que la mala percepción está cambiando, porque sí ha habido avances”, indicó el titular de la Asociación.

Flexibilizan requisitos

Para otorgar un crédito, la banca redujo algunos trámites y actualmente sólo pide los siguientes:

  1. Formato de solicitud de crédito.
  2. Identificación oficial vigente del solicitante.
  3. Comprobante de domicilio.
  4. Estados de cuenta bancarios.
  5. Relación patrimonial del obligado solidario.
  6. Autorización de consulta a Buró de Crédito.

Evaluar más opciones de financiamiento

Los pequeños empresarios tienen varias formas de obtener recursos financieros para llevar a cabo sus actividades; sin embargo, el crédito idóneo es aquel que se adecua a las necesidades específicas del proyecto y a las capacidades de pago de la empresa, dijo Juan Manuel Ferrón, socio líder de PriceWaterhouseCoopers México, en el foro organizado por El Economista.

El financiamiento a través de las sociedades de inversión es menos disponible; sin embargo, muchos de estos fondos están buscando invertir en proyectos rentables y de mediano plazo, lo que permite obtener al empresario una nueva visión del entorno financiero y económico.

Las instituciones financieras multinacionales también pueden ser una buena opción de financiamiento. Éstas constituyen fondos para apoyar el crecimiento de sectores económicos específicos, como es el caso del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del BID.

El crédito bancario, si bien es uno de los más caros, resulta accesible con sólo presentar algunos requisitos. Está recomendado para capital de trabajo y tiene la ventaja de estar siempre disponible, pero habrá que tener un buen historial crediticio para obtenerlo.

La Bolsa Mexicana de Valores es una de las pocas opciones usadas para financiarse; sin embargo, puede ser muy útil para atender las necesidades financieras de mediano y largo plazo de las empresas, a través de la colocación de deuda bursátil o acciones.

Ferrón recomienda colocar deuda bursátil con rangos de entre 80-100 millones de pesos, mientras que, si se requiere un mayor monto, es mejor la emisión accionaria.

También existe la opción de los programas de apoyos empresariales federales administrados por los bancos de desarrollo y secretarías, para que el empresario se financie, así como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) en a Bolsa de de valores.

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista