Constructores se van de Jalisco por inseguridad

Foto: Cortesía

Más de 150 empresas han denunciado sustracción de maquinaria en los límites de la entidad.

Guadalajara, Jal. Industriales de la construcción denunciaron ante el procurador de Justicia, Tomás Coronado Olmos, que son víctimas de extorsión, robo de maquinaria pesada y de la nómina de sus trabajadores, delitos que han ido en ascenso en los últimos meses.

Sin presentar datos precisos porque en la mayoría de los casos no se presentan denuncias, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Miguel Zárate Hernández, advirtió que la situación de inseguridad que afecta al gremio está obligando a algunos empresarios a dejar la actividad con el consecuente desempleo para el sector.

“No hay empresas, pero sí hay personas que se han ido del estado por esta situación de inseguridad y eso llevará por consecuencia el cierre de las compañías” dijo.

El lado oscuro de la transparencia

Zárate Hernández refirió que la transparencia de los distintos niveles de gobierno que hace pública la adjudicación de obras, nombre y ubicación de las empresas que ganan las licitaciones y el monto de las mismas pone en riesgo a los empresarios constructores.

“Estamos preocupados por la situación que se está viviendo y cómo se ha estado incrementando en los últimos meses”, dijo el líder de los constructores, quien detalló que empresarios del ramo son extorsionados por cantidades que van desde los 5,000 pesos y hasta sumas incalculables que los orillan a dejar el negocio y en ocasiones abandonar el estado.

Sobre el robo de maquinaria, Zárate Hernández detalló que éste se presenta sobre todo en los municipios limítrofes con otras entidades como Michoacán y Zacatecas. En esos lugares -dijo- es común que se implementen operativos con violencia para sustraer los equipos que incluyen vehículos para transportar las máquinas.

El Presidente de la CMIC comentó que son más de 150 las empresas afiliadas al organismo que tienen “un buen parque de maquinaria y que han sido objeto de robos de una o más máquinas”.

Adiós a los “sábados de raya”

Otro de los delitos que más impacta al sector -a decir de su dirigente- es el robo de la nómina, al grado que en las construcciones locales ya desapareció la tradicional “raya de los sábados” o el pago semanal que se hacía en efectivo a los trabajadores. En su lugar, el pago se realiza ahora utilizando medios electrónicos o en días indistintos.

Por su parte, el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Manuel Herrera Vega, urgió a las autoridades estatales a intervenir y resolver estos hechos para evitar llegar a los extremos que viven otras ciudades como Monterrey y Ciudad Juárez que iniciaron con problemas similares a los que hoy se está enfrentando Jalisco.

[email protected]

CRÉDITO: 
Patricia Romo, El Economista