Consolidar pymes, reto del próximo sexenio

Foto: Cortesía

Faltan políticas públicas para mejorar microeconomía del país: ITESM

Será necesario que la siguiente administración trabaje para ayudar al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (pymes), pues actualmente no existe una política de Estado que apoye a este sector empresarial, explicó Miguel Ángel Corro, director del departamento de Economía y Finanzas del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) Campus Santa Fe.

El catedrático destacó que en lo que respecta a los fundamentos macro-económicos generales, se entrega un país estable y atractivo a la inversión, aunado a que las elecciones no desestabilizaron los mercados, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos y algunas naciones europeas.

“La economía tiene un flujo de inversión extrajera constante, que si bien no es la más fuerte; es un entorno macroeconómico de poco riesgo, estable y el cual abre oportunidades de inversión”, detalló.

No obstante, explicó que no se puede hablar todavía de una política de Estado en apoyo a las pymes, debido a que el país carece de planes industriales que permitan el desarrollo interno y el aprovechamiento de todas las oportunidades que ofrece.

“Tenemos tareas pendientes, carecemos de planes industriales y regionales que nos permitan potencializar el crecimiento en las distintas regiones, este plan no existe, está ausente, el próximo sexenio tendrá que trabajar en esta dirección”, subrayó.

Ángel Corro consideró que se necesita incentivar algunos sectores que considera descuidadados, para que sirvan de base a la generación de empresas con potencial y no estén destinadas a desaparecer en unos años, sino que sean sostenibles, creen empleos formales y permanentes.

“Está claro que algunas áreas de innovación deben atenderse, pero también los sectores primarios como el agrícola que presenta una baja de productividad o el manufacturero, que significa un valor importante al consumo interno. Esto es parte de los pendientes que tiene la próxima administración”, concluyó el académico.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno