Cierre de Basílica de Guadalupe dejará perdidas de 11,000 mdp

Foto: Especial

El cierre de la Basílica de Guadalupe dejará una pérdida de ingresos de 11,000 millones de pesos, debido a que las empresas de comercio, servicios y turismo dejarán de percibir ingresos, destacó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytyr).

“La venta de artículos religiosos, así como todos aquellos negocios relacionados con las peregrinaciones, estiman una pérdida económica que afectará a los establecimientos que pronosticaban alcanzar este 2020 una derrama de 11,737 millones pesos a nivel nacional”, destacó la Concanaco.

El cierre se realizará del jueves 10 al domingo 13 de diciembre, como medida para evitar aglomeraciones y contagios de Civid-19, por lo cual el Gobierno de la Ciudad de México y la alcaldía Gustavo A. Madero desplegarán un operativo para orientar a las personas que acudan a las inmediaciones del santuario guadalupano.

Este año el festejos del 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, será diferente, pues no se realizarán peregrinaciones a los santuarios guadalupanos, tan solo a la Basílica de Guadalupe recibe anualmente a más de 20 millones de visitantes que generan una importante dinámica económica para los establecimientos comerciales y de servicios de la capital del país.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, indicó que la celebración del 12 de diciembre es muy significativa económicamente para algunas ciudades, como la Ciudad de México, ya que la Basílica de Guadalupe recibía cada año a más de 10 millones de visitantes.

“Tan sólo en la Ciudad de México en este 2020 se han cancelado más de 3,000 peregrinaciones a la Basílica de Guadalupe, debido a la condición en que se encuentra el semáforo epidemiológico, y porque es prioritario prevenir y evitar posibles contagios de coronavirus”, anotó.

Esta fecha pasará sin dejar la derrama económica esperada por muchos negocios, pues al cerrarse los centros religiosos no habrá turismo en ese sector que visiten los lugares más identificados y tradicionales de la celebración.

En 2019, el turismo religioso le representó al país 10,200 millones de pesos, generados por los casi 30 millones de personas que visitan los destinos más importantes con ese tipo de actividades.

López Campos precisó que aunque a las peregrinaciones no se les consideran turistas, sí están dentro de ese sector, pues durante el traslado de su lugar de origen al sitio que eligen ocupan algún tipo de transporte, pagan por el hospedaje, consumen alimentos y otros tipos de servicios, generando economía en los lugares que visitan.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario