"Centros opción" apoyarán a ex empleados de LFC

Los Centros México Emprende recibirán a los interesados en sus instalaciones para apoyarles desde la generación del plan de negocios de su empresa hasta el acceso a créditos para apuntalarla.

El gobierno federal lanzó seis unidades de atención para ayudar a los 42,000 extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) en su reinserción laboral.

Los “Centros opción” orientan y asesoran a quienes laboraban en este organismo a encontrar nuevas oportunidades laborales tanto el sector de energía y electricidad como en otras industrias; o bien, a autoemplearse o generar su propia empresa, comentó Gerardo Ruiz Mateos, Secretario de Economía (SE).

“Estoy seguro que la gran mayoría de la gente de Luz y Fuerza del Centro es gente técnicamente capacitada y que van a poder encontrar una oportunidad de trabajo”, dijo el funcionario.

En entrevista detalló que tres de estos establecimientos están ubicados en el Distrito Federal y el resto en Puebla, Toluca y Pachuca, los cuales ofrecerán dirección y orientación.

“Quien quiera emplearse otra vez tiene dos vertientes: una solicitud de empleo para contratarse en la Comisión Federal de Electricidad si fuera el caso, o entrar en un proceso de reinserción a la vida laboral fuera del sector eléctrico”, explicó.

“Se comenzará con el proceso de selección una vez que pase toda esta parte judicial del tema que está en el aire del patrón sustituto y que la CFE pueda comenzar a recontratar al máximo número de trabajadores que se puedan”, comentó.

Desde franquicias hasta cooperativas

La otra opción de trabajo e ingresos para los extrabajadores de LFC será a través del emprendedurismo, afirmó.

Los Centros México Emprende recibirán a los interesados en sus instalaciones para apoyarles desde la generación del plan de negocios de su empresa hasta el acceso a créditos para apuntalarla.

“El contrato colectivo antes obligaba a Luz y Fuerza del Centro a que todos los trabajos secundarios se hicieran a través de talleres que tenían; en cambio la Comisión Federal de Electricidad contrata a empresas privadas para hacer esos trabajos, ahí hay una oportunidad laboral”, detalló.

“Pueden hacer varios una cooperativa, se les va a dar la preparación y apoyo y estamos invitando a los contratistas de CFE que subcontraten a los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro”, afirmó.

Los Centros México Emprende tienen aulas de capacitación, mesas con los productos de la Secretaría de Trabajo, de la CFE, y de la Secretaría de Economía.

“Ahí hay asesores que los van a dirigir y a asesorar hasta probablemente la obtención de un crédito para poder poner su propio negocio. Ya tenemos a las financieras listas para comenzar a dar los créditos”, aseveró.

Luz y Fuerza inhibía inversiones

Convencido de que la decisión del gobierno federal fue la más adecuada para fortalecer el avance y desarrollo económico de la región centro de México, el Secretario de Economía dijo que en la mesas de diálogo que se operarán a partir de este viernes no habrá negociaciones ni marcha atrás a la decisión tomada por el ejecutivo federal.

“Lo que estamos haciendo es honrar la palabra del diálogo, no es una mesa de negociación, aquí no hay nada que negociar, no hay marcha atrás en cuanto a la liquidación de la empresa”, expresó.

“Tiene que quedar bien claro que no es un ataque a ningún sindicato en particular ni a la gente. El arreglo institucional de Luz y Fuerza del Centro ya estaba inhibiendo la actividad de la zona centro del país y ya era real que estaba deteniendo el flujo de inversiones”, afirmó.

De acuerdo con el funcionario, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) el costo por operar establecimientos en el centro de México era más costoso que en otras regiones del país.

“Ellos invirtieron más de 400 millones de pesos en plantas de generación de electricidad. El abastecimiento de electricidad era tan irregular y los picos de voltaje les generaban problemas y daños en la maquinaria, por lo que se tenía que invertir en capacitores, etcétera, ya no se diga los apagones que sufrían las empresas”, explicó.

“Como empresa no estaba dando el servicio que se merecían las empresas y los usuarios domésticos”, dijo.
[email protected]

CRÉDITO: 
Carmen Castellanos