CE se manifiesta a favor de plataformas tipo Uber y Airbnb

Foto: Reuters

Bruselas.- La Comisión Europea (CE) pidió hoy a los países de la Unión Europea que no prohíban las polémicas plataformas de economía colaborativa, como Uber y Airbnb, sino que regulen sus actividades, que “contribuyen para la economía” comunitaria.

“Una economía europea competitiva requiere innovación”, argumentó en rueda de prensa el comisario europeo de Empleo y Competitividad, Jyrki Katainen.

“Nuestro papel es impulsar un entorno regulatorio que permita la creación de nuevos modelos de negocio, al tiempo que se protege a los consumidores y se aseguran condiciones fiscales y laborales justas”, añadió.

La economía colaborativa movió cerca de 28,000 millones de euros en 2015, el doble del año anterior, lo que indica su potencial de crecimiento, destacó Katainen.

Asimismo, el Ejecutivo europeo considera que Uber, Airbnb y otras compañías del tipo sirven de prueba para ciudadanos que piensan en lanzarse en un negocio propio, además de crear nuevas demandas y nuevos consumidores.

“La economía colaborativa está diseminando la semilla del crecimiento. El sector es más amplio que las pocas compañías ampliamente conocidas. Mucha gente creativa en Europa está desarrollando nuevos modelos de negocios”, señaló la CE.

Por eso, el Ejecutivo pide que los gobiernos europeos no prohiban y no exijan licencias para permitir operar plataformas que “solo actúan como intermediarias entre consumidores y quienes ofrecen el servicio”, en particular en los sectores de transporte y alojamiento.

“La prohibición absoluta de una actividad debería únicamente ser una medida de último recurso”, consideró.

Por otra parte, propone una serie de iniciativas para evitar que la economía colaborativa se convierta en una economía paralela.

Entre ellas, sugiere que se establezca una especie de “umbral de ingresos” o de actividad para diferenciar a los ciudadanos que ofrecen un servicio de manera individual u ocasional de aquellos que actúan a título profesional.

Los últimos estarían obligados a pagar los impuestos correspondientes a sus actividades.

Por otra parte, la CE no se posiciona cuanto a la existencia de un vínculo laboral entre las empresas intermediarias y los prestadores de servicios.

Uno de cada seis europeos ha recurrido alguna vez a los servicios de las plataformas colaborativas y uno de cada dos conoce su existencia, según una encuesta de la oficina estadística comunitaria (Eurostat).

apr

CRÉDITO: 
Notimex