Brexit amenaza el talento de las startups

Foto: Shutterstock

Atraer talento calificado podría ser la peor pesadilla para las empresas emergentes de base tecnológica del Reino Unido, de llevarse a cabo la salida de ese país de la Unión Europea, lo que afectaría no sólo el crecimiento de éstas, sino también de la propia economía británica, aseguran expertos.

Nick Waller y Alex Hemsley, especialistas en contratación de empresas tecnológicas, recuerdan en un comunicado que las compañías de tecnología en ese país ya están lidiando con la escasez de talento y, para continuar siendo competitivas, han recurrido a los mercados extranjeros de trabajadores altamente cualificados.

El pasado abril entró en vigor en Gran Bretaña una iniciativa para expulsar a los inmigrantes trabajadores no pertenecientes a la UE que ganaran menos de 35,000 libras al año. Esto, a decir de Jon Excell, editor de la publicación especializada The Engineer, afectaría al sector de ingeniería, donde un profesionista junior gana 32,000 libras anuales.

El Brexit gana terreno en el Reino Unido. En la más reciente encuesta de The Times, 46% de los consultados dijo que votará a favor de la salida de la comunidad europea el próximo 23 de junio. Y esto, según Global {M}, la agencia de Waller y Hemsley, impactará negativamente a las startups.

“La escena de las startups tecnológicas es internacional por naturaleza. En este reino de movimientos rápidos en innovación, hay una mayor demanda de conocimientos especializados, la oferta y el talento deben prevalecer sobre la nacionalidad o la conveniencia geográfica en la búsqueda de personal para cualquier startup que quiere prosperar”, señalan los expertos.

Los fundadores de Global {M} aseguran que 51% de los candidatos que se colocaron en las startups del Reino Unido el año pasado fueron extranjeros. Una encuesta de Silicon Valley Bank reveló que 72% de los ejecutivos de las startups dijo que el Brexit tendría un efecto negativo en su negocio, mientras que 95% aseguró que ya es difícil encontrar personas adecuadas para sus equipos.

"Creo que cualquier restricción a los movimientos de la mano de obra europea altamente cualificados sólo va a tener un impacto negativo en la infraestructura de la tecnología de Londres, y por lo tanto su validez como gran potencia en los sectores de tecnología e innovación”, dice Hemsley.

Y es que, según Nick Waller, el apoyo que recibe Londres de la UE para la innovación se acabaría. El sector empresarial, que incluye a las pequeñas y medianas empresas, reciben financiamiento por 2.8 mil millones de euros, en tanto que programas como “Horizonte 2020” promete apoyos para nuevas empresas por 80,000 millones, en los próximos años.

Los consultores de Global {M} aseguran que las nuevas normas de visado harán del Reino Unido un lugar menos atractivo para el talento extranjero, por el papeleo y la burocracia.

“Con la tasa de movimientos de la industria tecnológica y el alto nivel de competencia por personal especializado, simplemente las nuevas empresas emergentes no tienen tiempo que perder en burocracia. Tres cuartas partes de los ciudadanos de la UE que trabajan en el Reino Unido no cumplirían con los requisitos actuales de visado para trabajadores extranjeros no comunitarios, si Gran Bretaña abandona el bloque”, exponen.

Contrario a lo que argumentan los partidarios del Brexit de desarrollar fuertes programas educativos de tecnología “literalmente tomaría años aprovechar el beneficio de la creación de mano de obra calificada, y las startups no pueden esperar”.

Nick Waller y Alex Hemsley hacen hincapié en que los trabajadores extranjeros han aportado mucho al Reino Unido, tanto económica como intelectualmente y su libre contratación es crucial para contar con una economía próspera y sostenible, que pueda continuar produciendo “unicornios”.

Recuerdan que Londres fue calificada en el Índice Europeo de Ciudad Digital como la urbe número 1 por apoyar a las startups y scalups, en 2015.

“Sería una vergüenza derribar esa posición con obstáculos burocráticos para el mundo exterior creados por el Brexit, que incluiría a inversionistas, innovadores y codificadores. Global {M} no tiene duda de que el efecto del Brexit en las nuevas empresas del Reino Unido será la reducción enorme de la piscina de talento”, advierten.

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario