ASF detecta serias irregularidades en FNE

Enrique Jacob Rocha, presidente del Inadem. Foto EE: Natalia Gaia

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) volvió a subrayar la falta de control y de supervisión del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem). En su análisis de la Cuenta Pública 2014, el órgano auditor detectó diversas irregularidades en los recursos destinados a las convocatorias, lo que lo lleva a recomendar incluso la suspensión total o parcial del Fondo Nacional Emprendedor (FNE).

El FNE es el instrumento del gobierno federal para canalizar apoyos económicos a micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y a emprendedores. Entre 2013 y 2015 otorgó recursos por 26,000 millones de pesos a cerca de 2 millones de beneficiarios. En 2014, el Inadem reportó haber apoyado a 24,549 proyectos por un monto de 5 mil 543,403.8 millones de pesos, cifra que difiere por 226,368 pesos de lo registrado en la Cuenta Pública, sin que se aclare la diferencia.

Se trata de una de las 20 observaciones, seis promociones de sanción y nueve pliegos de observaciones que hizo la ASF en su análisis Financiero y de Cumplimiento, en el que detectó un posible daño a la Hacienda Pública Federal por 311 millones 338,232.61 pesos.

En su informe de la Cuenta Pública del 2013, año de creación del Inadem, la ASF indicó que éste falló en la supervisión y seguimiento de apoyos económicos otorgados a los beneficiarios de las convocatorias, lo que ocasionó un posible daño al erario público por 1,178.1 millones de pesos.

Como consecuencia de los resultados de las auditorías, la ASF indica que esto “… amerita que el Inadem evalúe lo logrado para corregir, adicionar, reorientar o suspender total o parcialmente el programa Fondo Nacional Emprendedor”.


Las áreas evaluadas fueron la Coordinación General de Planeación Estratégica, Evaluación y Seguimiento, a cargo de Alejandro González; y las direcciones de Programas de Sectores Estratégicos y Desarrollo Regional, que dirige Rolando Zubirán Robert; Desarrollo Empresarial, que tiene al frente a María del Sol Rumayor Siller; Programas de Emprendedores y Financiamiento, de Adriana Tortajada Narváez; Programas para Mipymes, a cargo de Rocio Abud Mirabent y de Defensa para Pymes y Emprendedores, con Laila Chemor al frente.

Daños e inconsistencias

En la auditoría Financiera y de Cumplimiento 14-0-10E00-02-0236, la ASF señaló irregularidades en las calificaciones que otorgan el Comité Estatal y el Sistema Nacional de Evaluadores, así como deficiencias en el control y supervisión de órganos intermedios, a dos de los cuales se les autorizaron recursos por 50 millones de pesos cada uno, lo que supone un daño al erario.

El órgano supervisor también detectó probables daños a la hacienda pública por más 21 millones de pesos por recursos pendientes de aplicar a mipymes siniestradas de Guerrero, Baja California Sur, Sonora, Durango y Chiapas, así como de 124 millones de pesos por recursos a organismos intermedios, cuya entrega no fue acreditada.

La Auditoría también determinó que el Inadem incumplió el calendario de visitas a proyectos aprobados, luego que sólo proporcionó evidencia incompleta de siete visitas, de 45 que reportó haber hecho.

Impacto desconocido

La auditoría de Desempeño 14-0-10E00-07-0235, cuyo objetivo fue identificar y cuantificar a la población potencial y objetivo del Inadem; aumento de la productividad de las mipymes y la confiabilidad del Sistema Emprendedor, entre otros. En ésta, la ASF determinó que el Instituto carece de indicadores o metas para evaluar cuántas empresas han sido creadas y el impacto de los subsidios que recibieron.

Además, la ASF consideró que el Inadem carece de registros para identificar y constatar que los subsidios fueron destinados a la población objetivo del programa, es decir 80,000 emprendedores y 112,877 mipymes reportados en 2014, por lo que desconoce cómo se aplicaron los recursos ese año.

La ASF indicó finalmente que el Sistema Emprendedor presencia deficiencias, por lo que no es confiable, toda vez que sus datos no corresponden a los que reporta el Inadem, por lo que recomendó replantear la forma en cómo opera el Instituto para que identifique con precisión su población potencial y objetivo, fortaleza el portal del Sistema Emprendedor y cuente con indicadores que permitan evaluar y conocer el crecimiento de las empresas beneficiarias.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario