Agrofinanzas prevé apoyar más a agronegocios

Foto: Cortesía

No todos han sido impactados por las sequías y heladas

A pesar de que las sequías y las heladas están afectando a los productores agrícolas, al igual que a las instituciones que los financian, algunas sofomes y sofoles han sido menos impactadas por este problema, como es el caso de Agrofinanzas, que incrementará su cartera 30% este año.

“Lo que estamos haciendo es dirigirnos a cultivos de invernadero como hortalizas y vegetales, así como de fuera de temporal. Es el caso de café y algodón, lo que nos permite estar diversificados”, aseguró Carlos Budar, director de Operaciones de la empresa.

Agrofinanzas es una sofol especializada en créditos agrícolas, con productos de crédito de avíos, refaccionarios, para capital de trabajo y reportos.

El directivo de la institución mencionó que de acuerdo con los planes de la empresa, cerrarían el año con aproximadamente 1,650 millones de pesos en cartera de crédito, cuando en el 2011 el crecimiento fue de 15% y se registró un saldo de 1,300 millones de pesos.

El pasado 26 de enero, Agrofinanzas realizó la primera colocación de certificados bursátiles para una sofol agrícola bajo un programa de hasta 500 millones de pesos, siendo la primera emisión por 100 millones de pesos, que serán destinados para la expansión de la cartera.

Actualmente, la institución tiene cerca de 24,000 créditos colocados en 21 estados de la República, lo cual le permitió obtener un retorno sobre el capital (ROA) de 20 por ciento.

Para Budar, parte de la estrategia de la sofol es participar en proyectos como la crianza de pavo y pollo, además de ganado bovino, así como en acuacultura de camarón. “Esos segmentos se comportan de manera diferente que los tradicionales y no están siendo tan afectados como es el caso de la agricultura”, dijo el Director de Operaciones.

Carlos Budar reconoció que la afectación que han tenido es que algunos proyectos se retrasaron o se disminuyeron el monto de los créditos ya aprobados, debido a que la falta de agua obligó al productor a sembrar una menor cantidad de terreno y, por ende, a requerir menores recursos, principalmente en el norte del país.

No obstante, a la fecha, la institución aseguró que no tiene ningún crédito colocado en campos con siembras perdidas por la sequía, además de que los agricultores que trabajan con la sofol no son de temporal sino de riego, los cuales tiene una mejor infraestructura agrícola en sus campos.

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista