Aforos, horarios y apertura de nuevos negocios a partir del 24 de mayo

Foto: Especial

La Ciudad de México continua en semáforo amarillo y este lunes 24 de mayo podrán reactivarse nuevos sectores. Te contamos cuales son las actividades que podrán operar, los aforos y horarios.

De acuerdo con la publicación oficial del viernes 21 de mayo, desde este lunes 24 de mayo podrán celebrarse las fiestas infantiles en salones y jardines, con aforo máximo de 50 personas en un horario de servicio hasta las 22:00 horas.

Las personas titulares o responsables del establecimiento en el que se realice el evento tendrán la obligación de registrar con las autoridades locales, previo a la celebración, el tipo de reunión y su fecha y horario, así como el nombre y número telefónico de contacto del responsable del establecimiento, razón social del local y los números telefónicos de todas las personas que asistirán a la fiesta.

Los centros de exposiciones también podrán operar con un aforo máximo de 30 por ciento. Ahí deberán privilegiar la venta de boletos a través de internet, garantizar los nueve metros cuadrados por persona, establecer un tiempo máximo de permanencia por persona en el recinto de 40 minutos y no se podrán ofrecer productos de prueba (tales como cosméticos y perfumería), así como degustaciones.

De igual forma, a las oficinas corporativas privadas ya se les permite un aforo máximo de 30 por ciento.

A partir del martes 15 de junio podrán celebrarse conciertos al aire libre en palcos separados, con un aforo máximo de 25%, también se les permitirá grupos de máximo ocho personas por palco y se deberá garantizar la separación de dos metros entre cada palco.

“No se podrán reunir personas fuera de los palcos, privilegiar la venta de boletos a través de internet, establecer horarios escalonados de ingreso y salida para evitar aglomeraciones, venta de alimentos con entrega directa en palcos, a fin de evitar aglomeraciones; y todo el personal que participe en la organización y desarrollo del evento deberá tener una prueba de antígenos (...) con resultado negativo, vigente durante sus actividades (máximo de 72 horas desde toma de prueba)”, se lee en el documento.

En la Gaceta Oficial capitalina se recuerda que las actividades que podrán operar en esta semana deberán colocar filtros sanitarios para la detección de síntomas y toma de temperatura al ingreso del personal, proveedores y clientes, así como uso obligatorio de cubrebocas.

Deben aplicar uso de ventilación natural, mientras que los lugares cerrados podrán operar con un sistema de ventilación que permita la recirculación de un mínimo de 40% hacia el exterior, se debe establecer la colocación de dispensadores de gel antibacterial con 70 % del alcohol en la entrada y en espacios de uso común y la habilitación de sentidos de circulación para la entrada y salida.

El personal deberá hacer uso de equipo de protección personal (al menos cubrebocas y careta) y se debe desinfectar constantemente las superficies y objetos con las que las personas tengan contacto, así como las demás áreas de uso común. Es obligatorio el sistema QR para identificación de contagios en espacios cerrados.

Indicadores

Durante el anuncio de que continúa el color amarillo en el semáforo epidemiológico para la urbe, el director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clark García Dobarganes, comentó que el 4 de junio se daría el anuncio de que la capital pasará al color verde.

“La próxima oportunidad es justamente dentro de dos semanas (...) Estamos muy, muy cerca del verde, en un par de indicadores estamos a décimas de haber cambiado de punto, que pudo haber hecho que pasáramos a verde, y estamos justo, justo en el límite”, reiteró.

Precisó que con este anuncio se cumplirían los tiempos de la reanudación de clases presenciales a partir del 7 de junio.

Para el retorno de actividades escolares se deberá contemplar el uso obligatorio de cubrebocas, implementación de los tres filtros de corresponsabilidad (casa, entrada de la escuela y en el salón de clases), uso intensivo de espacios abiertos, suspensión de todas las ceremonias y reuniones, sana distancia y asistencia alternada.

CRÉDITO: 
Camila Ayala Espinosa