Acciones oportunas para un retiro digno

Foto: Eleconomista.mx

Inicia un Plan Personal de Retiro para tener una vejez tranquila

Cuando las personas llegan a la etapa de la vejez, lo que menos desean es depender de terceras personas y para que esto no suceda deben contemplar un Plan Personal de Retiro como herramienta complementaria que genere el ahorro suficiente para tener una jubilación digna.

De acuerdo con el Banco Monex, esta herramienta financiera permite que las personas destinen parte de sus ahorros a una cuenta especial obteniendo un beneficio fiscal, pues este plan les otorga una exención de impuestos gracias a la cual el pago de los mismos se realiza hasta que la persona se retira.

“La deducción aplicará para una persona que ahorre hasta 10% de sus ingresos acumulables en el año, siempre que esta cifra no exceda el equivalente a cinco veces el salario mínimo de la región geográfica en la que se encuentre”, explicó Carlos E. González Juanes, director ejecutivo de Productos Bancarios del Banco Monex.

Dijo que si bien no hay un límite para el ahorro, el beneficio fiscal sólo aplicara a este porcentaje, dicho plan no exige un mínimo de ahorro, pero el experto recomienda que el monto sea superior a los 10,000 pesos anuales para que le reporte verdaderas ganancias al inversionista.

Por cada 10,000 pesos que se inviertan en los planes personales de retiro, se puede tener un retorno aproximado de 30 por ciento. “Aunque dependerá de la zona en la que viva el ahorrador y de cuánto destine a esta cuenta, en promedio este esquema permite ahorrar unos 102,000 pesos al año”, comentó.

Cabe destacar que este esquema de ahorro voluntario es aún incipiente, pues actualmente sólo 0.5% del universo de ahorradores en México está utilizando este modelo de beneficio fiscal.

Los planes personales de retiro permiten al inversionista disponer del dinero del fondo, incluso antes de que llegue su etapa de jubilación. Sin embargo, su función es el ahorro para el retiro que es cuando los gastos de una persona son mayores derivados de la atención médica y especial que necesita.

¿A quién le conviene?

  • Es una opción de ahorro para profesionales independientes que declaren impuestos como Personas Físicas con Actividad Empresarial.
  • Se puede disponer de retiros parciales antes de los 65 años para utilizarlo como un recurso de planeación financiera en el corto y mediano plazo.
CRÉDITO: 
Marisela Delgado, El Economista