7 propuestas para impulsar la liquidez y existencia de las mipymes: Asem

Foto: Especial

La pandemia de Covid-19 ha terminado con más de un millón de micro, pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y ante la entrada en vigor del semáforo rojo en la Ciudad de México y el Estado de México, más negocios podrían bajar sus cortinas definitivamente.

Ante este panorama, la Asociación de Emprendedores de México (Asem), manifestó la necesidad de medidas para apoyar a las mipymes y emprendedores mexicanos, a aquellos que trabajan y son proveedores de negocios nacionales, que son la principal fuente de empleo.

Según datos del Estudio sobre la Demografía de los Negocios 2020, realizado por el Inegi, si los negocios continúan operando con el mismo nivel de ingresos como hasta noviembre, sólo 46% de los micronegocios y 47% de las pequeñas y medianas empresas sobrevivirán de tres a 12 meses.

“Es fundamental que las medidas de confinamiento estén acompañadas por programas gubernamentales de mayor magnitud, mejorar a la legislación e implementar acciones por parte de la IP, que favorezcan la liquidez de las empresas”, señaló Juana Ramírez, presidenta de la Asem.

La asociación reiteró su disposición para trabajar con las autoridades en el diseño de acciones y programas que busquen mantener la operación de las pymes, con el objetivo de preservar la plantilla de trabajo y contratos con proveedores.

Por ello, la Asem comparte siete propuestas que el gobierno mexicano, legisladores e Iniciativa Privada, pueden implementar para mitigar el impacto económico en los pequeños negocios mexicanos.

Gobiernos federal, estatal y municipal

  1. Agilizar pagos pendientes a proveedores de los tres niveles de gobierno.
    Las empresas requieren liquidez para operar, por ella la Asem solicita que las dependencias públicas, de los tres niveles de gobierno, efectúen de manera inmediata los pagos pendientes de sus proveedores y que estos se efectúen en un plazo no mayor a 30 días.
  2. Anticipar pagos de nuevos proyectos durante al menos tres meses, para no detener el consumo y las cadenas productivas.
  3. Suspender, por al menos tres meses, el pago de servicios básicos como agua y luz, y otorgar subsidios para arrendamiento. Especialmente para sectores de mayor afectación.
  4. Legislativo

  5. Agilizar los trabajos legislativos para hacer realidad la #LeyPago30Días. "Todos los meses nos enfrentamos a falta de liquidez y esta coyuntura la agudizó fuertemente. Si contamos con el pago de nuestros proveedores (públicos y privados) a tiempo y en plazos justos, podremos hacer frente a esta contingencia sin afectar la cadena productiva". Esto implica establecer un plazo límite de pago y un sistema de resolución de controversias ágil y sin costo para garantizar su efectividad.
  6. Grandes empresas de la IP

  7. Anticipar pagos de nuevos proyectos durante al menos tres meses, para no detener el consumo y las cadenas productivas.
  8. Pagar a sus proveedores mipymes en un plazo máximo de 30 días. Esto ayudará tanto para la contingencia como para la reactivación económica posterior.
CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario