Transparencia de la información con calidad

Las organizaciones deben buscar cumplir con los requisitos de transparencia de información y desempeño.

Antiguamente, las instituciones y las empresas manejaban la información relativa a su desempeño, como información confidencial y secreto de estado. El término transparencia de la información y en desempeño simplemente no existía.

Suiza realizó los primeros esfuerzos de transparencia, bajo el principio de que es un disolvente de la corrupción. Suecia lo hizo en la última parte del siglo XIX, al buscar modernizar sus estructuras. En los años 50, Finlandia seguida de Estados Unidos y otros 40 países, implementaron mecanismos de transparencia.

En México, el artículo sexto de la Constitución Política Mexicana establece el derecho a la información y fue en el año 2002, cuando se promulgó la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, que ha sido modificada en reformas posteriores.

También se han logrado avances en transparencia en las organizaciones y empresas no gubernamentales, ya que la sociedad exige transparencia en todas aquellas que, por alguna característica son de interés público, ya sea por que tienen capital o deuda colocada entre el gran público inversionista, o por que sus actividades tienen tal impacto en la sociedad, que ésta demanda conocer los detalles que les puedan afectar.

Es escrutinio público de todas las actividades humanas, por lo que todas las organizaciones deben buscar cumplir con los requisitos de transparencia que los protejan de posibles recursos que puedan ser tomados en su contra.

Por otro lado, está el tema de la calidad en la información que necesariamente manejan las entidades. Ya hemos hablado del tema, con objeto de que la información sea verdaderamente útil, se tenga un proceso de generación de la misma con mecanismos que aseguren calidad, que esté basada en hechos y transacciones verdaderos, esté procesada para evitar errores u omisiones, esté clasificada y presentada de tal manera que describa su verdadera naturaleza e intención.

La información que no es auto descriptiva, genera confusión y toma de decisiones equivocadas, por lo que puede provocar que cualquier entidad no cumpla con sus objetivos ya que no existe información adecuada para su medición.

Entonces, cuando la entidad es de interés público y tiene que cumplir, ya sea por norma o por principio auto impuesto, debe de proporcionar información fidedigna y confiable. Si la información no cumple con estos requisitos, entonces generará entre el público interesado confusión y al final desconfianza.

Cuando cualquier entidad toma la decisión de sujetarse a un programa de transparencia, debe asegurarse que tiene implementados los controles internos suficientes para asegurarse que la información es producida con calidad para cumplir con los requisitos de fidelidad y confiabilidad.

Un buen sistema de control de calidad basado en un marco conceptual aceptado como puede ser el marco COSO, puede asegurar a cualquier entidad lograr la confianza de tener información veraz, oportuna y confiable para cualquier uso que sea necesario dar.