El Problema de la Administración: La volatilidad

En últimas fechas hemos visto como factores externos a nuestras empresas e incluso a nuestro entorno, han evolucionado hasta afectar de una manera u otra nuestra estabilidad económica, no solamente del país, sino también de nuestras empresas y en algunos casos de nuestro patrimonio.

La volatilidad en los mercados es un efecto derivado de inestabilidad en los factores económicos y financieros, combinado con un efecto de miedo por parte de los individuos que participan en el mercado. Aun cuando, igual que cuando me preguntan si le tengo miedo a un perro y yo respondo que no es miedo sino precaución, los inversionistas también comentan que es precaución cuando llevan sus capitales a ámbitos que dan mayor seguridad y certeza, ya que como decía mi abuelita, nadie está peleado con su dinero.

Cuando el nerviosismo se contagia, crea un efecto que va del miedo al pánico entre los inversionistas y genera un efecto dominó que va afectando a los mercados conforme la noticia se da a conocer. Este efecto no es nuevo, se ha repetido constantemente desde que el mercado existe, o sea que siempre.

A veces el temor es infundado, y otras veces tiene toda razón de ser. Las causas de la volatilidad en los mercados tiene muy diversos orígenes, desde una crisis de pagos de un país, hasta una sobre oferta o escases de algún producto de alto consumo como es el petróleo, el trigo, etc.

Sin embargo ¿Por qué afectan los eventos en Grecia, China, Brasil, Argentina o incluso México a otros mercados?
Primero que nada, porque los grandes inversionistas que meten su dinero en los mercados son los mismos en todas partes, esto es grandes fondos de inversión que representan a miles de pequeños inversionistas que metieron sus ahorros en los mismos.

Segundo porque al comparar los aspectos primordiales que causan las crisis entre los países a los que afectan, los inversionistas ven factores comunes o situaciones parecidas que llevan a concluir que la situación puede repetirse.

Tercero porque, como ya mencioné, el inversionista está buscando un instrumento de inversión que proteja mejor su dinero y le dé mejores rendimientos.

¿Por qué afecta a nuestras empresas o a nosotros mismos cuando no tenemos inversiones? Básicamente porque afecta el precio de nuestros insumos y nuestra capacidad de pago. Al cambiar súbitamente el valor de las monedas extrajeras, nuestra capacidad de pago de la deuda denominada en estas o subordinada a estas, se ve afectada, afectando en consecuencia el flujo que tenemos dedicado a la operación del negocio.

La reacción de los bancos centrales al ver afectado el flujo de capitales, es el de defender la economía del país y el valor de su moneda, esto lo hace mediante dos instrumentos, utilizar las reservas internacionales para contrarrestar la salida de capitales y aumentar la tasa de interés. En algunos casos puede llegar a emitir más papel moneda, pero en nuestro país es una tentación a la cual el Banco de México no ha cedido por su efecto inflacionario dañino a la economía de las familias.

Para proteger a nuestras empresas, al igual que para siniestros contratamos seguros, podemos contratar coberturas tanto de tipo de cambio, de tasa de interés y de precio de nuestros insumos. En otro artículo hablaremos de dichos instrumentos, sus ventajas y desventajas

El autor es socio Director de PKF México

apr