Reforma fiscal y administrativa del presidente Trump

En esta videoentrega, Josel Hernández y Paul Kavanagh, fundadores de Apolo Service, platican con Abel Mejía, experto en materia fiscal, sobre los cambios que se avecinan en materia fiscal y administrativa con el nuevo gobierno de Estados Unidos, que encabeza Donald Trump.

Hasta el momento se ha presentado un plan muy vago y no se han concretado las nominaciones de las personas que estarán a cargo de los departamentos de Tesoro, Comercio, entre otros.

Entre los cambios más importantes que se pueden dar en materia fiscal está la reducción a las tasas aplicables a personas físicas y a las personas morales, de manera que los contribuyentes puedan presentar su declaración en una postcard, en el caso de las primeras.

El BAT (Border Adjustment Tax) por otro lado, funciona de la siguiente manera: si una comercializadora estadounidense importa materia prima o insumos de otro país no podrá hacer deducible la compra de esa materia. Por un lado se desincentivas las importaciones y por otro fomentas las exportaciones y en cierta forma las subsidias, ya que las empresas locales no van a pagar impuestos por la utilidad que obtengan por la ventas al extranjero de sus productos.

El gobierno de Estados Unidos espera recaudar un trillón de dólares en los próximos 10 años por este impuesto y con ello se compense lo que se deja de recaudar de personas físicas y morales.

El BAT, aclara el especialista, afecta a las empresas estadounidenses.

apr / emr

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.