trabajo remoto

Por: Redacción / El Empresario

La percepción de los colaboradores sobre el trabajo remoto y la experiencia del empleado son factores decisivos hoy para potenciar la cultura de una empresa.

Por: Redacción / El Empresario

Un 63% de las empresas planea mantener un esquema de teletrabajo después de la pandemia, y 40% considera que entre 26% y 50% de su plantilla se mantendrá en tal modalidad una vez que esta concluya

Por: Redacción / El Empresario

Aunque el home office se ha venido impulsando en los últimos años, fue a partir de la pandemia que se volvió indispensable para las empresas; sin embargo, 90% de los empleados espera tener mayor soporte del departamento de soporte de TI.

Por: Redacción / El Empresario

La forma de trabajar ya no será la misma después de la pandemia del Covid-19 las empresas deben transformarse y son las áreas de Recursos Humanos las principales autoridades en este cambio, ¿qué retos enfrentan?

Por: Redacción / El Empresario

A casi un año de que se implementó el home office de forma obligatoria por la pandemia del Covid-19, actualmente un 68% de los mexicanos sigue en esta modalidad para lo cual tuvieron que adaptarse drásticamente y hacer muchos cambios en el hogar.

Por: Elizabeth López Argueta / El Empresario

Los retos para las pequeñas y medianas empresas son cubrir los gastos de brindar equipo, pagar servicios como internet y luz y mantener un adecuado clima laboral

Por: Blanca Juárez / Factor Capital Humano

En México, quienes trabajan de esta forma ganan, en promedio, 50% menor salario que quienes siguen laborando en oficinas, revela la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Por: Blanca Juárez y María Del Pilar Martínez

El Congreso de la Unión aprobó por la unanimidad de ambas cámaras la regulación del teletrabajo, trabajo a distancia.

Por: Elizabeth López Argueta / El Empresario

El mundo laboral evolucionará adaptándose a las nuevas necesidades y creando un modelo de trabajo híbrido

Por: Pilar Martínez / El Economista

Los patrones deben establecer contratos —individuales o colectivos— donde detallen todos los aspectos que demanda la reforma, y deben tener claridad de que se considera home office cuando el tiempo que el trabajador labore en esta modalidad sea de más de 40% de su jornada.

Distribuir contenido